Volver

Me fui de Wix a principios de año. Mucho antes de toda esta tormenta de año 2020 que hemos vivido. Decidí dejar Wix porque me imponían un nuevo diseño de blog que no me gustaba. Lo detestaba, de hecho. Además, me imponían un nuevo método de etiquetas que afectaba al diseño de la web. Me decepcionó, mucho. Seguí usando el diseño antiguo sabiendo que la amenaza de imposición para el nuevo era real. Iba a ocurrir, pero hasta que ocurriera yo seguiría feliz con mi blog.


Pero, evidentemente, debía poner solución. Sabía que la coexistencia de los dos formatos de blog era temporal, tenía fecha límite, tenía fecha de caducidad. Por ello tuve que poner solución y la decisión fue probar la versión de pago de Wordpress. Sí, al principio me gustaba porque encontré un diseño web fascinante. Me maravillaba. Pero en el día a día, con el paso de las semanas, mi romanticismo fue cayendo y cada vez más miraba en la sombra, en silencio, mi antigua cuenta de Wix. Y aquí estoy, de nuevo, escribiendo un post que (ahora) nadie leerá porque el blog está oculto hasta que no tenga la web preparada y lista para la vuelta.


Sí. Para esto creé un blog. Para esto. Para escribir confesiones, para expresarme en general. Incluso cuando sé que nadie va a leerme.


Vuelvo a Wix. Vuelvo al servidor en el que me sentía bien. Como el volver a casa tras una etapa de nuevas experiencias que hay que probar para saber si realmente te gustan o disgustan. Wordpress no me ha disgustado del todo, pero no ha cumplido muchas de mis expectativas. Y si lo hizo algunas semanas fue de forma gradual, minimizada, descendente, e incluso decepcionante.

Entradas Recientes

Ver todo

El último número de Gràffica

Esta mañana he recibido el último número de Gràffica y quiero contarte todo lo que ha pasado desde que me enteré de su lanzamiento hasta que ha llegado a mi buzón. Para empezar, me quedé fascinado, en

¿Cómo es la luz de València por la noche?

Echo de menos València casi desde el primer día en el que me trasladé a Madrid. Es tan sencillo y fácil de explicar como usar la famosa frase "Como en casa, en ningún sitio". Es la realidad. Sin embar

¡Lo han robado!

Desde hace un tiempo soy cliente de 'La Peliculera', una tienda de fotografía que tengo cerca de casa en Madrid. Es un lugar pequeño, pero coqueto, donde disfruto cada vez que paso por allí. Se respir

¿Te ha gustado este post?¿Te ha gustado este post?