top of page

Terriblemente feliz

No puedo ocultarlo. Es la realidad. Los regalos navideños de este año me han hecho terriblemente feliz. No sé si alguna vez he estado tan feliz por algo material. De hecho, no fue ninguna sorpresa. O sí, según se mire.


Soy de ese tipo de personas que pasa una lista de deseos porque no sabe disimular si un regalo no le gusta. La persona que me regala va a lo seguro y yo, a su vez, recibo algo que quiero. Es tan sencillo como poco común.


Cuento todo esto porque recibí TODAS las cosas que quería, en un 90% libros, y ahora, al verlos todos juntos, siento una felicidad enorme. Tengo muchas semanas cubiertas con libros que tenía ganas de leer y es una sensación maravillosa para encarar el año 2024 que arranca en unos días.

1 visualización

Entradas Recientes

¿Puedo parar?

Hace tres meses llegué a Vitoria-Gasteiz para embarcarme en un ambicioso proyecto. Un proyecto que, desde entonces, me ha llevado para arriba y para abajo como una montaña rusa. Una montaña rusa que,

Comentarios


¿Te ha gustado este post?¿Te ha gustado este post?
bottom of page