top of page

Premier League 2023-24: la previa


La Premier League 2023-24 arranca un año más con el cartel de, a priori, liga más interesante del panorama futbolístico europeo y mundial. Las islas británicas acogerán el campeonato liguero más seguido con una serie de detalles a seguir de cerca porque, a medio y largo plazo, pueden acabar siendo claves.

El conjunto sky blue de Manchester es, seguramente, el equipo más en forma del año. Su pasado curso fue histórico y confirmó que el potencial económico acaba sellando una dinámica positiva y ascendente que les permite soñar un año más. Soñar con cosas importantes, como por ejemplo, un tercer título de Premier League consecutivo. A priori, son el gran rival a batir.

Primero, en Southampton. Luego, en la zona spur del norte de Londres. Ahora, en el distrito de Hammersmith y Fulham, también en la capital londinense. Tras su breve, y casi olvidada, etapa en el banquillo del París Saint-Germain, Pochettino vuelve al campeonato en el que más ha brillado su filosofía. Se le critica la caída en la orilla común en su trayectoria cuando se trata de partidos clave o finales, pero es indudable que sus equipos rinden positivamente. Ahora, en el Bridge, esperan y desean que el conjunto blue retome la senda positiva tras un curso repleto de dudas sin respuestas.

Ha sido, quizás, el fichaje más sonado del verano en Inglaterra. Con permiso de otros mediáticos como el de Kovacic (Manchester City), Christopher Nkunku (Chelsea) o Mason Mount (Manchester United), el del conjunto gunner ha sido un movimiento clave que refleja a la perfección su estado de forma, primero, y sus aspiraciones, segundo. Declan Rice tiene ante sí un reto tan interesante como imponente, tan exigente como motivador. El Arsenal ha fichado a un centrocampista total con toda una carrera por delante. Un movimiento de mercado que, de funcionar, puede cubrir el centro de campo de Mikel Arteta durante la próxima década.

El conjunto toffee no firmó la mejor de sus temporadas el pasado curso. Sufrieron. Sufrieron mucho. Sufrieron demasiado. Alejados de las expectativas que siempre se crean sobre uno de los clubes históricos del territorio británico, sellaron la permanencia en la línea de meta y convirtieron semanas, meses, de pánico, en un éxtasis brillante. Ahora, con el mar de Irlanda en calma, con todo por delante, evitar un sufrimiento similar es el gran objetivo.

Los hatters son, seguramente, la historia romántica que va a vivir la Premier League 2023-24. Su ascenso, su humilde estructura, su coqueto estadio de Kenilworth Road (apenas supera los 10.300 asientos en sus gradas). Pensar que en ese terreno de juego tan milimétrico jugarán algunos de los clubes más históricos, algunas de las grandes estrellas del mundo, será, sin duda, una de las imágenes más esperadas. Su objetivo, la permanencia, por encima de cualquier cosa. Una vez conseguida, a soñar. Soñar despiertos. Soñar sin complejos.

El técnico belga es una leyenda del fútbol inglés por su etapa en las filas del Manchester City y sus primeros pasos en los banquillos del país británico son igual de ilusionantes. Ya se habla de él como futuro técnico de los grandes. Pep Guardiola ya confesó que no le extrañaría que sea su futuro sustituto. Ya ha sido relacionado a banquillos importantes como el del Tottenham, Liverpool o Everton. Y, hasta entonces, su renovado Burnley será un interesante escaparate y foco a seguir.

El todavía joven (24 años) futbolista inglés buscará en Old Trafford recuperar sus mejores sensaciones. Su etapa en el Chelsea, tras confirmarse en la primera plantilla de la mano de Frank Lampard, se tradujo en una montaña rusa en la que la dinámica fue totalmente descendente. Tras brillar, llegó la irregularidad, los problemas físicos, su desaparición y, finalmente, su adiós. Ahora, en la zona red devil de Manchester, buscará demostrar que lo conseguido años atrás no fue fruto de la casualidad.

El delantero noruego firmó una extraordinaria primera temporada en las filas del Manchester City. Un primer curso repleto de notas excelentes, brillantes y terriblemente relevantes que dejaron muy claro que la presión no parece ir con él. La ironía llegó al valorar su rendimiento teniendo en cuenta la supuesta adaptación que debía vivir, sufrir y adaptar. Evidentemente, superar lo vivido durante el último año no sólo sería histórico, sino que confirmaría que es uno de los delanteros más demoledores de la última década. Si vivió su año de adaptación, ¿de qué será capaz esta vez?

El centrocampista inglés protagonizó uno de los grandes movimientos del mercado. Un movimiento a favor del Arsenal, su nuevo club, y en contra de un West Ham que ha visto marchar a una de sus grandes perlas. Su salida debe tener consecuencias. Consecuencias que, de ser negativas, serían mucho más lógicas de lo que puede parecer. Declan Rice es uno de los mejores centrocampistas del momento en el panorama futbolístico y su baja, casi con total seguridad, podría dejar un hueco vacío difícil de cubrir. Ese será uno de los retos de los hammers.

El conjunto de St. James’ Park es, quizás, uno de los proyectos más apetecibles de ver este próximo curso. Un proyecto comenzado a finales de 2021, continuado y confirmado en el curso 2022-23 y, ahora, convertido en un equipo serio, férreo y regular. Sin embargo, actualmente, tienen un factor novedoso, muy exigente, que puede marcar otro contexto: la Copa de Europa. El cambio en la propiedad supuso un valiente paso adelante, confirmado como un cambio muy positivo. Los resultados han sido obvios, pero jugar en el Viejo Continente, ahora, obliga a un paso mayor, a un desgaste superior que va a exigir un fondo de armario y una preparación muy altas.

Los villanos han conseguido erigirse como uno de los proyectos más en forma del fútbol inglés. Una dinámica ascendente que empezó a fabricarse con la llegada de Unai Emery al banquillo y que ha tenido un camino tan positivo como regular. Sin embargo, ahora se espera que den un paso adelante, que planten cara realmente en la tabla a los considerados históricos. El Aston Villa se ha reforzado bien y ha mantenido muchas de sus piezas claves. Ahora, se esperan grandes cosas.

El conjunto sureño fue una de las sorpresas más agradables del pasado curso deportivo. De la mano de De Zerbi, consiguieron enamorar y sorprender a partes iguales. Sin embargo, esa sorpresa ya no será tal, ya que ahora, en lugar de soñar despiertos, se han creado expectativas que no existían hace un año. El Brighton ha perdido piezas claves, pero la base de la plantilla es muy similar, la filosofía desde la banda será la misma y el curso 2023-24 será, de alguna forma, una prueba de fuego para confirmar si lo vivido hace unos meses fue fruto de la casualidad o, en cambio, si eran las primeras piedras de un jugoso proyecto deportivo.

El Manchester United, de la mano del técnico neerlandés, se proclamó campeón de la League Cup el pasado curso. Sin embargo, éste es considerado el título copero menor que sólo estimula y celebran los que acaban siendo campeones. A un club como el de Old Trafford se le exige más y esa será una de las grandes pruebas de fuego. El Manchester United volverá a disputar la Champions League y, desde cero, con las mismas ventajas que el resto, deberá dar un paso adelante en territorio inglés. El rendimiento del equipo con ten Hag ha sido positivo, productivo, muy positivo comparándose con proyectos anteriores, pero todavía se le exige más.

Este selecto grupo de clubes prestigiosos parece haberse visto alterado en los últimos años. Un reducido estatus en el que Manchester United, Arsenal, Liverpool, Chelsea, Tottenham y Everton se erigían como equipos por encima del resto. Una reducida lista que se ha visto importantemente modificada en favor de clubes como el Manchester City (por motivos obvios) y otros como Aston Villa o el Newcastle. Todos ellos con la pasada posibilidad de que formara parte el Leicester campeón en 2016. Los intocables ya no parecen tales y varios son los clubes que amenazan con acabar con el término Big Six.

El fútbol vasco, especialmente Gipuzkoa, tiene en los banquillos de la Premier League un motivo de orgullo. Cuatro serán los entrenadores gipuzkoanos que dirigirán clubes en la élite inglesa. En el Arsenal, Arteta. En el Aston Villa, Emery. En el Wolverhampton, Lopetegui. Y la novedad, este curso, Iraola, en el Bournemouth. Estos banquillos hablarán español, pero también euskera. ¿A quién le irá mejor? Los tres primeros, ya conocen el torneo. El último, Iraola, ha aterrizado este verano en el Vitality Stadium y será uno de los estímulos para seguir de cerca.

El conjunto blue ha sufrido numerosos cambios este verano, tras un curso deportivo 2022-23 decepcionante, gris, dubitativo y alejado de cualquier expectativa creada. Sin embargo, además de la llegada de Pochettino y fichajes que han ilusionado en pretemporada como Nico Jackson y Christopher Nkunku, el mercado en materia de salidas se ha confirmado con nota. El Chelsea ha vendido a muchos jugadores cumpliendo un doble objetivo: piezas que no eran básicas y dejando dinero en caja (gracias al potencial económico emergente desde Arabia Saudí). La plantilla sigue contando con jugadores notables, más lo que pueden acabar llegando antes del cierre de mercado. ¿A qué aspiran los londinenses? Tras lo vivido la pasada campaña, volver a la Champions League debería ser, a priori, lo más lógico. Una vez conseguido, a partir de ahí, soñar y mirar hacia arriba. Cualquier otro reto sería, parece, un error.

La Premier League cuenta entre sus plantillas con algunos de los futbolistas más determinantes del planeta. Pero, además de por razones goleadoras, existen jugadores capaz de romper líneas y encontrar espacios que otros, el resto, son incapaces. Profesionales como Kevin De Bruyne, Leandro Trossard, Mohamed Salah, Michael Olise, Martin Ödegaard o Bukayo Saka, volverán a ser protagonistas. Todos ellos, más los siempre protagonistas sorpresa, volverán a ser determinantes más allá del omnipresente foco del gol. Otros los marcan, ellos los crean, ellos los ceden.

El Manchester United se enfrenta a un escenario novedoso. Este verano, tras doce temporadas defendiendo la portería, David De Gea no renovó y, finalmente, puso fin a su etapa como portero red devil. En su lugar, ahora, el dueño será el camerunés André Onana, quien venía rindiendo de forma excelsa en las filas del Inter de Milán y sella, así, su nuevo reto en las islas británicas. Es un guardameta de primer nivel y el recambio parece, además de lógico, tranquilizador. Pero la situación será novedosa.

 

Tenía un punto dedicado a Harry Kane, el Tottenham y la decisión de su futuro. Pero está dando tantas vueltas, tantos giros, que finalmente he decidido no incluirlo.

0 visualizaciones

Entradas Recientes

15 claves para entender la Premier League 2023-24

La Premier League ha finalizado, oficialmente, un nuevo curso deportivo repleto de emocionantes partidos, jornadas e imágenes que han quedado marcadas en las retinas de aficionadas y aficionados. MANC

Guardiola es 'Mr Ligas'

El Manchester City es, oficialmente, campeón de la Premier League 2023-24. El conjunto de Manchester, con un final de campaña pletórico, selló su cuarta liga consecutiva y la sexta en los últimos siet

Las historias que nos fascinan

Jayden Danns ha sido uno de los nombres más destacados del fútbol inglés en la última semana. El joven canterano inglés del Liverpool está viviendo el que, muy seguramente, puede ser el momento más de

Comments


¿Te ha gustado este post?¿Te ha gustado este post?
bottom of page