No me lo acabo de creer

Hace unas semanas tomé una decisión que fue tan excitante como improvisada. Quizás en eso recaiga la sensación que tengo ahora.


No sé si me da miedo o ilusión. No sé si me apetece o realmente va a ser una carga. No sé si ha sido una buena o mala decisión. Lo único que sé es que casi sin darme cuenta me matriculé en Periodismo. Una decisión puramente personal. Nada profesional. Llevo trabajando en medios desde 2014 y, pese a que sé que es algo necesario, podría decir que no me ha hecho falta. Pero sé que debo hacerlo, sé que es una espina clavada desde que en su día el destino me llevó más a lo práctico que a lo teórico.


Creo, sinceramente, que lo he hecho para quitarme un peso. Mi experiencia profesional ya es importante como para seguir cuestionándome mi valor. Con la edad he aprendido a relajarme. Ya no me obsesiona como hace años, cuando incluso ponían en cuestión mi profesionalidad simplemente por no tener esa titulación.


Insisto. Lo veo necesario. Mejor tenerlo que no tenerlo. Es así. Por ello, aunque no sepa realmente si ha sido una buena idea por el ajetreo futuro que puede venir, tomé la decisión y tramité todos los pasos. Fue todo fugaz. Tan fugaz, tan directo, tan casi de repente, que sólo días después me di cuenta de lo que había hecho cuando me vi delante del ordenador curioseando en el campus virtual.


Tengo un poco de vértigo, pero lo intentaremos.

2 visualizaciones

Entradas Recientes

Creo contenido en TikTok desde noviembre (este es mi perfil https://www.tiktok.com/@mirondo9), pero este último pasado fin de semana ha pasado algo interesante. Puedo decir que he firmado mis dos prim

Una de las cosas que más me agradan es poner nombre a pasiones. Mi ser autodidacta aprende, analiza, consigue metas, pero muchas veces solo conozco las sensaciones, la pasión, los sentimientos que me

¿Te ha gustado este post?¿Te ha gustado este post?