Mi estantería me ha vuelto a sorprender

Recientemente he estado en mi safe place gallego. Si eres asiduo a leer este blog, lo sabrás. Allí cumplí con mis expectativas lectoras y devoré Diez horas con Isabel Coixet, Adiós Amigo, Una vida Prestada y eché un vistazo a El Taller de Narración Fotográfica. Entonces, toca buscar nuevas lecturas, toca encontrar nuevos contenidos para desconectar en estos tiempos en los que es tan necesario.


Mi idea era acudir a mi lista de lecturas para comprar. Desde hace un año aproximadamente intento apuntar los libros que quiero leer porque así, sólo así, los tengo localizados y entonces da igual cuando pueda leerlos, porque si los apunto sé que me gustarán, o me interesarán, y tenerlos en la lista me permite tenerlos controlados.


Sin embargo, vengo a contaros algo que me viene ocurriendo en los últimos dos meses. Las estanterías de mi céntrico rincón en la capital me sorprenden casi a diario. No sé los libros que tenemos en casa. Algunos centenares, sin exagerar. Entonces, sé que cuando me acerco y dedico 5-10 minutos siempre (insisto, siempre) encuentro algo que no sabía que estaba allí. No exagero ni un ápice. Siempre acabo preguntando a mi pareja "¿Desde cuándo está esto aquí?".


Digo todo esto porque he seleccionado y apartado una serie de libros que voy a intentar leer en esta segunda mitad de año. Quizás no todos, porque hay alguno que supera las 700 páginas y son palabras mayores, pero creo que tengo opciones de sobra para seguir adelante. Todo ello sin contar los que posiblemente compre o me envíen de las editoriales.




























Recientemente hablé de este libro. Había leído y escuchado mucho porque le habían dado un premio en València, y muchos de los comentarios eran demasiado buenos como para no caer en la tentación. No suelo dejarme llevar por opiniones de terceros cuando son masivas, pero mi instinto me dijo que podía valer la pena. Ya lo he empezado y debo confesar que me está gustando bastante.


Este libro es un reto personal. Cuando conocí a mi actual pareja ella decidió que era un libro interesante para leer. No sé si porque le marcó a ella, porque el libro es realmente bueno o simplemente porque a través del libro, quizás, entendió que podría conocerla a ella. Luego me ha dicho que ninguna de las hipótesis relacionadas con ella son ciertas. Sí la que es un buen libro. Como digo, es un libro que, además de ser una recomendación de alguien especial, es un reto personal que debo cumplir.

























Nunca he leído poesía. Tampoco prosa poética. Pero este libro me llamó la atención por su portada, primero, por su autor (Santi Balmes), segundo, y porque al abrirlo, ojearlo, no me transmitió nada repelente. El formato me parece apetecible. Quizás sea una opción interesante para adentrarme en esta categoría literaria. No prometo nada, pero simplemente el interés que late ya es una excusa suficiente para ponerme a ello.



























El libro me llama la atención porque la película es muy especial para mí. Suelen decir que los libros que tienen película suelen ser potencialmente mejores que las producciones audiovisuales. Este libro, entonces, me llama la atención para ver si el libro, como dicen, mejora a la película. Es una especie de movimiento a la inversa. También quiero ponerme a ello porque mentalmente puedo recrear escenas que ya conozco y que, quizás, con otra descripción, creen nuevas instantáneas mentales. Quizás no sea mi prioridad porque he visto la película, pero seguramente acabaré hincándole el diente.




























Lo leí, y me gustó. Me gustó mucho. Àxel Torres es uno de mis periodistas deportivos referentes. Sigo su trabajo como analista de fútbol y como escritor. Me maravilló 11 Ciudades y tuve mis contradicciones con Franz, Jürgen, Pep, pero El Faro de Dalatangi me enamoró. Se juntaban uno de mis autores favoritos con un país, Islandia, que por aquel entonces me despertaba un interés gigante. Siempre conecto personalmente con Àxel porque, sin conocerle en persona, creo que tengo muchas cosas en común con él. En el libro aparecen situaciones con las que me vi muy representado y eso ayudó mucho a seguir consumiendo sus páginas. Cuando vaya leyendo algunos nuevos, seguramente lo relee.































Me llama mucho la atención este libro porque, pese a que estudié audiovisuales, no es mío. Por lo tanto, es de mi pareja, pero ¿por qué lo compró? ¿Cuándo? ¿Dónde? No es demasiado largo y la temática me resulta de bastante interés, claro está. Creo que resultará una lectura rápida, no tan densa como otros libros que estoy leyendo este año. Espero pronto poder leerlo.





























Desde hace un año y medio aproximadamente estoy reeducándome. Al menos lo intento. No es que me hayan educado mal. No lo siento ni pienso así, pero es cierto que los tiempos cambian, que los valores se modifican en su grado y es ahí cuando las personas debemos mover ficha, adaptarnos, interesarnos por los movimientos que ocurren a nuestro alrededor, o quedarnos quietos para acabar siendo algo así como cavernícolas. Por ello, uno de los temas que más me están interesando es el feminismo. Creo que como persona, primero, y hombre, segundo, debo interesarme por este movimiento social que, ojalá, siga creciendo de forma imparable. Ya he leído varios libros al respecto, pero el siguiente podría ser perfectamente este.




























Haruki Murakami es un autor que llevo cuatro años teniéndolo en la recámara. Es el autor favorito de mi pareja. De hecho, semanas después de conocernos, me recomendó uno de sus libros (Los años de peregrinación del chico sin color). Evidentemente, en la estantería hay bastantes títulos de su autoría y Hombres sin mujeres es uno de los que tengo localizados con más interés. El desamor de los hombres como escenario y contexto. Sinceramente, no sé si me gustará, o no, pero es cierto que me ha llamado la atención, y eso ya es suficiente.




























Cómo analizar un film es un libro que tuve que leer durante mis estudios de audiovisuales. Digo que tuve que leer porque recuerdo cómo apareció en mi vida (debía leerlo para clase), pero no su contenido. De hecho, tengo un vago recuerdo en el que, creo, tuvimos un examen de este libro y el profesor nos permitió tener apuntes sobre la mesa. De eso sí me acuerdo, pero no tengo ninguna sensación o recuerdo sobre su contenido. Creo que me va a parecer interesante porque, desde aquellos estudios, suelo fijarme mucho en la producción de las películas y series, y el contenido (por lo que he visto echando un vistazo por encima) va orientado a eso. Quizás sería un libro de consulta, pero me apetece leerlo entero.






























Conocí su existencia hace un año aproximadamente. Su temática (un supuesto testimonio de una persona abducida) me entró muy rápido, pero cuando mi pareja se enteró casi que le interesó más a que a mí. No recuerdo realmente cuándo ni dónde lo compramos, pero es un libro que lleva ya demasiado tiempo esperando ser leído. ¿Será este año? Quizás sí. Es una opción.


























Las dos Coreas son países que me atraen muchísimo. Una, por su surrealista funcionamiento. La otra, porque creo que tiene una sociedad muy interesante para estudiar y aprender. Pero hablemos de Corea del Sur. Hace aproximadamente dos años encontré Honjok, un libro que hablaba sobre la soledad en el país asiático. Es común y conocido por muchos que el porcentaje de personas que viven solas, que socializan poco, que incluso hacen prácticamente toda su vida en casa, casi aisladas, es muy alto. Honjok, si no me equivoco, es el término para conceptualizar a este tipo de personas. La soledad siempre ha sido un estado que he valorado muchísimo siempre, desde que tengo uso de razón, y este libro creo que me ayudará a sentirme bien al entender más este estado.


























Confieso que este es el típico libro que te compras por factores externos a la historia. Me gustó la portada, me gustó que se hable de librerías (esos maravillosos lugares) y me atrapó que ocurriera en Nueva York. No sé realmente qué me encontraré, porque son como minihistorias y creo que son testimonios, pero creo que todo en su conjunto puede resultarme muy interesante. Creo que me lo regaló mi hermana hace tres años por Navidad.



























Uno de los libros que más me apetece y sé que más voy a tardar en empezar. Es la autobiografía de Woody Allen, uno de mis directores de cine favoritos. He conseguido aislarme de polémicas, de movimientos estériles, y por ello sigo considerándole un autor referente. Este libro creo que me puede gustar, mucho, pero son 440 páginas y me para un poco. No por las 440 páginas, sino porque no soy de esas personas capaces de seguir dos libros a la vez. Ha pasado alguna vez, pero no es mi zona de confort. Algún día, seguramente.

5 visualizaciones

Entradas Recientes

En 2016 viví uno de los momentos más desagradables que recuerdo. Era verano, estaba en mi safe place del interior valenciano. Y, de repente, golpe. Golpe duro. Twitter suspendía mi cuenta por haber in

Recientemente, instalé las actualizaciones de mi smartphone y confirmaba lo que ya había visto en el de mi pareja desde hacía unos días. La nueva actualización, entre otras muchas cosas, presentaba un

Este es un post que estaba en la recámara desde hace varios, muchos, días. Quiero hablar de Hogwarts Legacy, de lo que representa, de lo que supone y lo que sentido desde que se publicó el último game

¿Te ha gustado este post?¿Te ha gustado este post?