top of page

Me despido

  • El último paseo.

  • La última vez que paso por esa calle tranquila.

  • La última vez que subo esa cuesta.

  • La última vez que doy las gracias ante un coche que se paraba en esa rotonda.

  • La última vez que pasaba por el chalet que me gustaría comprar.

  • La última vez que paso ante la Ford Nugget que ha estado ahí aparcada todas las tardes.

  • La última vez que miro hacia el estadio de fútbol.

  • La última vez que paso por delante de ese gimnasio nuevo.

  • La última vez que subo esa avenida.

  • La última vez que me exprimo para que el paseo sirva de algo.

  • La última vez que veo las vistas desde allí arriba, con el horizonte bonito, con esa luz.

  • La última vez que paso por esa hamburguesería que ha sido oficina algunos viernes.

  • La última vez que paso ese restaurante nuevo e interesante.

  • La última vez que veo esa peluquería.

  • La última vez que paso por la puerta de mi instituto.

  • La última vez que veo la senyera valenciana ondeando allá en lo alto, en ese edificio.

  • La última vez que paso por la plaza que queda detrás de la biblioteca y la estación de metro.

  • La última vez que encaro el Parc Central.

  • La última vez que veo el logo de Burger King que tanto me gusta por lo fotográfico que es.

  • La última vez que paso por ese parque, por ese entorno, por esos rincones.

  • La última vez que solicito parar en el semáforo.

  • La última vez que paso por las pistas de atletismo.

  • La última vez que paso por esa rotonda y recuerdo a mi padre.

  • La última vez que vuelvo a la Avinguda.

  • La última vez que veo las cafeterías cuquis que han abierto.

  • La última vez que paseo con esa sensación de estar en un lugar diferente, tranquilo.

  • La última vez que vuelvo a pasar por ese invernadero, con ese olor tan característico.

Después de un mes en mi hogar, vuelvo a mi casa.

3 visualizaciones

Entradas Recientes

¿Puedo parar?

Hace tres meses llegué a Vitoria-Gasteiz para embarcarme en un ambicioso proyecto. Un proyecto que, desde entonces, me ha llevado para arriba y para abajo como una montaña rusa. Una montaña rusa que,

Comments


¿Te ha gustado este post?¿Te ha gustado este post?
bottom of page