top of page

Lo admiro

Muchas veces me obsesiono con personas. Suena raro, pero es un sinónimo de interesarme por una persona pública y buscar muchas entrevistas para ver cómo respiran realmente. Sin más. Una obsesión de las sanas.


Digo esto porque me ocurre muchas veces que, al ver muchas entrevistas seguidas sobre un personaje público concreto, me doy cuenta, primero, de lo poco que se preparan según qué entrevistas (porque el 90% de las veces se habla de lo mismo) y, segundo, la paciencia y saber estar de los entrevistados en cuestión al responder una y otra vez sobre lo mismo y que no parezca que ya han hablado de ello dos millones de veces.


Admiro ese saber estar. Yo, como espectador, me fijo en sus gestos, en sus reacciones, y es fascinante cómo no expresan ni milimétricamente cuando contestan la misma pregunta que han contestado anteriormente, los últimos años incluso. Profesionalidad, supongo, pero es fascinante.


Hace años, preparando una entrevista al futbolista Juan Mata (que nunca llegué a hacer porque el medio para el que colaboraba decidió que finalmente no era interesante), me di cuenta de cómo debía preparar aquel contenido. Lo mismo. Leías, escuchabas, veías, entrevistas y te dabas cuenta de que todo recorría un camino muy similar, con preguntas casi idénticas. El reto era claro, encontrar preguntas diferentes, para marcar la diferencia, para conseguir un producto relativamente nuevo.


Creo que ese tipo de preguntas 'fuera de lugar' hacen sentir cómodas y cómodos a las personas entrevistadas. De repente, una sorpresa, un "Vaya, esto es nuevo, gracias", una clara muestra de una buena preproducción.


Entiendo que esto no es algo fácil. Ni para creadores, ni para las personas entrevistadas. Ni para el usuario que ve los contenidos. Yo saco esta conclusión por cómo consumo ciertos contenidos. Es cierto que a veces me da por una persona en particular, por su vida, por su trayectoria, por su personalidad, por su forma de actuar, y entro en bucle buscando entrevistas.


Es ahí, en ese escenario, cuando me doy cuenta y admiro la capacidad de disimular y no expresar la incomodidad que puede generar responder lo mismo once millones de veces y hacer como si nada. A sus pies.

2 visualizaciones

Entradas Recientes

Homo urbanitas

Si me has leído recientemente, sabrás que he vuelto a mudarme. Y aquí encuentro una oportunidad de hacer deporte en entornos naturales que, por mucho que ame y adore València, no encontraba desde hací

Casi dos meses

Casi dos meses desde el último post que subí y publiqué. Dos meses de cambios, claro está. Desde el pasado 11 de marzo, me mudé de nuevo para embarcarme en un proyecto tan imponente como interesante,

Commentaires


¿Te ha gustado este post?¿Te ha gustado este post?
bottom of page