top of page

Foggy morning

Era temprano. Era temprano y hacía frío. Suelo salir a hacer deporte muy pronto, antes de que amanezca, porque así aprovecho mucho más el día. Es cierto que (me he dado cuenta hace poco) que cuando salgo a estas horas siento que he vivido dos días. Cuando a las 10:00 de la mañana ya te has hecho 16-17 kilómetros, sientes que, pese a que es pronto, has hecho mucho.


Hacía frío, como digo. Un frío húmedo, con una niebla que, además, impedía ver cuándo se hacía de día realmente. Sin embargo, la cosa buena, la parte positiva, es que puedes encontrarte situaciones e instantáneas como estas. Hacía frío, bastante, pero si no hubiera salido tan pronto, si no me hubiera expuesto a hacer deporte en estas condiciones, quizás no conseguiría regalos y recuerdos como estos.


Supongo, quien no se consuela es porque no quiere.


4 visualizaciones

Entradas Recientes

Escribo desde un tren. No es la primera vez que escribo desde un tren. No es la primera vez, porque me gusta, porque se ha convertido casi en tradición. Cuando tengo un trayecto largo (más de tres hor

Hace unos días ya expresé algunas sensaciones sobre un viaje que voy a hacer esta semana. Y hoy vengo a expresar la misma ilusión, las mismas ganas y el mismo deseo de que llegue el momento en el que

The End of the F***ing World fue una serie que me gustó mucho. Más allá de su historia, su guión y lo que narran sus capítulos, me enamoró por su fotografía y el trato de su imagen. La primera tempora

¿Te ha gustado este post?¿Te ha gustado este post?
bottom of page