top of page

Así acabaría la Champions 2019/20


Por raro que parezca, desde nuestra distancia social, desde nuestra comodidad doméstica, sin estar sufriendo en primera persona las consecuencias de esta fatídica pandemia liderada por ese ser invisible llamado coronavirus, el fútbol es algo que añoramos. Lo echamos de menos, vaya. Y no es ninguna exageración, ni mucho menos. Echamos de menos el fútbol porque forma parte de nuestras vidas, porque nos cambia el estado de ánimo, nos marca la vida, nos deja momentos imborrables, convierte un martes en un día especial con su aura europea, convierte un domingo que para mucha gente es aburrido en un día especial.

Una de las grandes preguntas que existen ahora mismo en el mundo del fútbol es saber y conocer qué ocurrirá finalmente con la resolución de la temporada 2019/20. Una campaña, un curso deportivo, que todavía no tiene desenlaces oficiales ni a nivel doméstico en las ligas ni a nivel continental en los grandes torneos europeos. Hoy reflexionaremos en voz alta sobre lo que podría ocurrir en la Champions League. O al menos lo que un servidor podría esperar para intentar tener un interés algo perdido, sinceramente, para sumar esa posible atención con un desenlace que esté a la altura de las delicadas circunstancias existentes a nivel global.

La Champions League debería finalizarse algún día en su edición presente, en su curso actual. Un campeonato que ha quedado en el aire, en stand by, con sus eliminatorias a medio hacer, con sus cruces de Cuartos de Final a medio conocer, con equipos ya clasificados, con otros que siguen sin actuar y con una sensación de exprimidor de calendario que ya empieza a calentar motores para intentar solucionar el escenario sin fechas marcadas, con la presión de saber que la decisión final podría tener consecuencias graves más allá de lo deportivo, incluso de lo económico.

Recientemente leía que una de las opciones posibles, que realmente se barajan por parte de la UEFA, podría ser un formato de Semifinales similar al que gestionan anualmente en el mundo del baloncesto. Ese formato de ‘a cuatro’, conocido como Final Four, que reúne a miles de aficionados en torno a una ciudad, a un estadio, en apenas tiempo, y que genera una emoción absoluta, total, increíblemente insuperable por otro contexto puramente deportivo. Si unimos ese escenario de competición total a un trofeo de las magnitudes continentales y mundiales como es la Copa de Europa, el resultado es cuanto menos interesante.

¿Imagináis una Final Four en una sede única en la que se disputaran las Semifinales y la Final de la Champions League en un fin de semana, en apenas días? Vértigo puro. Expectación máxima. Un foco enorme que generaría sentimientos descontrolados, pasiones al borde de la locura, un desenlace histórico y, fuera de romanticismos, facilitaría el gran problema que tiene ahora mismo la UEFA con sus torneos y las ligas: encontrar fechas en el calendario. Primero, solucionar con éxito y salud las eliminatorias de Cuartos de Final. Y luego, soñar, por qué no, con una Champions League en formato Final Four.

Sería fascinante, mágico. Una solución tan novedosa como efectiva. Una solución tan espectacular como rentable. Emoción a raudales, cuatro equipos de primer nivel luchando por ser reyes de Europa, convirtiendo la ciudad elegida (quizás Estambul, por ser la sede de la Final este año) en una fiesta total del fútbol europeo. Pero, de momento, es una quimera, nada oficial. Una propuesta más fantasiosa que oficiosa, más soñadora que palpable.

0 visualizaciones

Entradas Recientes

Las historias que nos fascinan

Jayden Danns ha sido uno de los nombres más destacados del fútbol inglés en la última semana. El joven canterano inglés del Liverpool está viviendo el que, muy seguramente, puede ser el momento más de

La metamorfosis de Scott

Scott McTominay puede ser considerado como uno de los mejores futbolistas del Manchester United esta temporada. Seguramente, colocarle en lo más alto del podium no sería nada descabellado. El centroca

Un paso atrás para Jack Grealish

Jack Grealish es, seguramente, una de las máximas estrellas de la Premier League de los últimos años. Su figura empezó a brillar con luz propia en Birmingham, en las filas del Aston Villa, pero ha sid

Commentaires


¿Te ha gustado este post?¿Te ha gustado este post?
bottom of page