Ya no se disfruta igual


Recibo a diario cientos de impactos. Unos elegidos, otros no tanto. Mi timeline me ofrece todo aquello que yo elijo, pero mis menciones me ofrecen muchos comentarios que, sinceramente, acaban dándome pereza. Una pereza basada en la queja, en lo contrario al 'carpe diem'. Comentarios tóxicos, con cierto aroma a podrido, a aguas fecales, con tonos que reflejan una preocupante falta de atención.

Se saca punta a absolutamente todo. Digas lo que digas, hagas lo que hagas, siempre habrá alguien que diga algo más que tú, que aporte, por absurdo que sea el comentario. Nunca lo he probado, pero estoy seguro que si algún día hago un tweet diciendo "punto" alguien me contestará "coma". Es gratis, la gente está demasiado aburrida (por eso entran a Twitter y no se van al cine) y los vómitos automáticos corren a sus anchas. Otro día publicaré que me encanta el número 10, y seguro que aparecerá alguien que odie los números pares, las decenas, o directamente el número 10. Me espero absolutamente de todo.

La gente no disfruta. No se disfruta como antes. Ahora que ir más allá siempre. No se valora nada de forma objetiva. Siempre debe haber una trastienda, un trasfondo, y seguramente siempre sean con tintes negativos, tendiendo al menosprecio, a la crítica destructiva. Este post nace de ejemplos recientes. Es algo habitual en mi rutina. Ya no me afecta. Sí ocurría hace años, pero ya no. Pero necesitaba expresar y hablar sobre ello.

Esta pasada semana, varios casos. Hablé sobre el gran rendimiento de Scott Sinclair en Escocia con el Celtic, he hablado del rendimiento de David Villa en Estados Unidos con NY City, y también he hablado del gran hype creado por jugadores como Neymar y Mbappé en las filas del Paris Saint Germain. ¿Qué tienen en común todos ellos? Varias aspectos, pero me quedaré con dos: grandes rendimientos y lográndolo en ligas 'menores'. Ya está. Ya hay suficiente motivo para tirar por tierra situaciones maravillosas, para disfrutar.

De Scott Sinclair se menosprecia que en Inglaterra no triunfó y ahora, en Escocia, en un torneo menor, sí, dejando claro que es un jugador no tan dotado como parece, que no brilló en el Aston Villa. El pasado, siempre el pasado. Un clásico de estas críticas absurdas. La gente dañina tiene el superponer de no olvidar, llenando su disco duro cerebral de datos inútiles, que ocupan espacio y no sirven para nada saludable.

Algo similar con David Villa. A un tweet sobre el delantero asturiano en la MLS siempre me llega alguna mención comparando a la liga estadounidense con algo así como una liga de empresas de estas que pagas por jugar. "Los defensas son malísimos", "En esa liga soy bueno hasta yo", y similares. Villa suma más de 50 goles en USA, ha vuelto con la Selección Española por su buen rendimiento, pero supongo que la realidad vivida gracias a su última convocatoria habrá sido todo postproducción, grabado en un estudio underground del Bronx, allí en la capital neoyorquina.

Y, por supuesto, la dupla Neymar-Mbappé. Las dos grandes estrellas del momento en Francia, generando un mundialmente potente foco de atención en el Parque de los Príncipes y en todo aquel estadio que visite el equipo de Unai Emery. Su rendimiento está siendo extraordinario. Neymar arrancó la temporada allí. Mbappé debutó contra el Metz. Una historia maravillosa para ser degustada como una buena copa de vino. Pero no, porque Francia no es la mejor liga del mundo, porque allí el PSG no tiene rival (por eso el Mónaco ganó la liga la pasada temporada).

Todo comentarios que menosprecian, que infravaloran. Las típicas personas que pueden elegir entre lo positivo y lo negativo, y siempre tenderán a lo desagradable para autolesionarse, para autocargarse de pensamientos negativos que le permitan seguir con su día a día en la dinámica de la queja, de la indignación. Y lo peor de todo, vomitando su toxicidad a su alrededor, contra toda aquella persona que tengan a su alcance. No pensarán, primero, si es ético, ni, segundo, si las otras personas están interesadas en conocer su punto de vista.

Digan lo que digan, Scott Sinclair está viviendo temporadas fascinantes en el Celtic, David Villa está escribiendo páginas doradas e históricas en Nueva York y la dupla Neymar-Mbappé no ha hecho nada más que empezar con un hype que aumenta semana tras semana. Pongan el filtro de la objetividad, disfruten de las historias, de las dinámicas de equipos, de los momentos de forma de los jugadores y, sobre todo, de lo que realmente es.

#RedesSociales #Twitter #Blog

Entradas Recientes

Ver todo

Divagaciones desde un tren

Escribo desde el tren. Un tren desde Ourense a Madrid. El segundo tren del día, ya que el camino comenzó sobre las 8:45 de la mañana en Sarria (Lugo). Viajo a la capital para pasar una semana. Pese a

Una bandera de Canadá

Es una imagen que veo todas las noches. A diario. Una bandera que me llamó la atención desde el primer día. Me gusta detenerme muchas veces en ese rincón de la casa. Me ayuda a desconectar un poco, me

Los libros que he leído en 2021

Iré dejando en esta lista los libros que vaya leyendo durante este año 2021. YA COMPLETOS: -El mensaje de Pandora https://www.planetadelibros.com/libro-el-mensaje-de-pandora/318222 -Las puertas templa

¿Te ha gustado este post?¿Te ha gustado este post?