top of page

Acepto el cambio


He aceptado el cambio. He acabado aceptando que mi marca personal ha cambiado de forma oficial, aunque muchos seguirán conociéndome como MiRondo. Esto se asemeja a esos cambios de nombre en estadios por motivos publicitarios y económicos. Por muchos cambios que lleguen, si algo se conoce durante mucho tiempo de una forma los cambios no provocarán el cambio de mentalidad, al menos de forma inmediata.

En mi caso no es un gran cambio. Para nada. Pero sí es cierto que el cierre de cuenta en Twitter provocó que tuviera que adaptarme a los cambios. Por motivos que todavía desconozco tuve que hacerlo, y todo está establecido, asimilado, y por suerte ha salido todo adelante, bien, de forma positiva. El cambio ha llegado, sobre todo, hoy, cuando quise dar un salto adelante (creo que necesario) comprando un dominio de mi marca para esta web.

Desde 2009 he potenciado la marca MiRondo porque veía una opción y una posibilidad muy interesante para formar mi comunidad, mi marca personal, mi espacio. Sin embargo, me vi obligado a tomar decisiones y transformé ese usuario en otro, MiRondo9. El cambio es menor, casi minúsculo, pero evidentemente ya no es el mismo. Y es lo que escribía antes de los cambios por temas de patrocinio. No se trata de dinero en este caso, pero es cierto que quien me conoce como MiRondo seguirá conociéndome como MiRondo, pese a que en su día añadiera un número 9 como marca personal.

Todo esto lo digo porque decidí que, ante la imposibilidad de comprar el dominio mirondo.com (en venta por más de 2.000 dólares) decidí que sería un buen momento de dar el salto, de asumirlo de forma oficial, y compré el dominio mirondo9.com. Es un hecho. Es oficial.

Al fin y al cabo es algo lógico. En Twitter, Instagram y Snapchat utilizo este nombre de usuario ya. Se trata de tres perfiles de los 5 que he usado en el último año. Es por ello que, pese a que MiRondo fue el inicio de todo, el lavado de cara no era ninguna locura si, en cierta medida, asumía el cambio, apartaba MiRondo, y acogía con los brazos abiertos el número 9. No es nada nuevo. Los cambios vinieron así y, pese a ello, todo se ha estabilizado, se ha normalizado, y hemos recuperado el terreno perdido para, además, haber seguido evolucionando.

Lo he hecho. Acepto el cambio.

15 visualizaciones

Entradas Recientes

8 diferentes lugares para leer

Leer en casa, en una biblioteca o en el metro, puede estar bien. Pero a veces quizás sea necesario ir un paso más allá para hacer algo alejado de lo habitual. Algunos lugares diferentes para leer: Un

Ese tipo de personas

Personas que salen hablando en las fotos. Personas que no se callan en una sala de cine. Personas que se gastan 1.000 euros en su teléfono y la app de 4'99 les parece cara. Personas que "Yo no soy hom

París despertaba tarde

Máximo Huerta se ha convertido en un referente casi por accidente. No es un referente al uso. Quizás tenga más tintes personales que profesionales. Un día, cuando vivía en aquel céntrico cuarto piso d

¿Te ha gustado este post?¿Te ha gustado este post?
bottom of page