top of page

Master of None: season two


Me gustan las cosas diferentes. Incluso aquellas que son sosas. Reconozco siempre cuándo una serie o película me va a gustar. Es como un imán que actúa casi de forma automática. Y me pasó hace unos meses con la serie Master of None.

No digo que sea sosa, ni que sea underground. Ciertamente desconozco si la conoce mucha o poca gente. Lo que sí sé es que la he retomado. Vi la primera temporada y me gustó. Me gustó bastante, de hecho. Tanto sus personajes como el entorno de Nueva York. Me atrapó desde el capítulo 1. Sí reconozco que me gustó y atrajo por el formato. Historias breves, concretas, normalmente con principio y fin, en media hora aproximadamente. Ese es mi formato de serie ideal, de consumo rápido, inmediato. Creo que es la principal razón por la que no me ha atrapado el mundo de Juego de Tronos, entre muchas otras series de éxito.

Hace unas semanas Netflix estrenó la segunda temporada de Master of None, y tenía ganas de cogerla con tiempo. Y llegó el momento adecuado y concreto. Debo reconocer que esta segunda temporada me está gustando más porque veo y noto que está más trabajada, más poetizada, más artística. El autor y director, Aziz Ansari, que es a su vez quien da vida al protagonista principal, Dev, creo que ha disfrutado mucho más con la segunda temporada que con la primera. Aunque realmente esto es opinión, percepción, sin más, pero así lo creo de verdad.

Planos largos que expresan mucho sin pensar en un espectador fugaz. Los tiempos, los planos, se disfrutan como una buena taza de café. Si es necesario hacer una escena de más de 3 minutos del protagonista en un taxi, en un plano fijo, para explicar que acaba de sufrir mal de amores, se hace. Es un ejemplo de muchos otros.

Quien busque acción, ritmos frenéticos, cambios de guión alocados, movimiento, velocidad, no será su serie. Quizás, seguramente, por eso me encanta. Empecé la segunda temporada un miércoles y hoy (en la madrugada del jueves al viernes, cuando escribo esto) ya está prácticamente acabada.

Soy de los que no empiezan una serie si sé que no voy a darle continuidad. Pero sí. Ciertas situaciones y circunstancias facilitaron que Dev volviera a atraparme, y me he llevado una grata sorpresa porque, como he dicho anteriormente, me ha encantado el enfoque, el cuidado, el casi capricho de Aziz Ansari creando un producto que, estoy convencido, ha disfrutado mucho más produciendo que en la primera temporada. Quizás, la confianza de haber renovado una temporada más, se ha traducido en ese paso adelante. A mí me ha convencido.

#MasterofNone #Series #Netflix #Blog

6 visualizaciones

Entradas Recientes

La producción de películas ha cambiado. Al menos así lo percibo y siento. La explosión de las plataformas de streaming ha sido un cambio muy notable en el consumo de la gente. Las series ofrecen actua

Hoy quise aprovechar la mañana para ir al Museo Del Prado. Quería, porque por motivos laborales no había podido ir desde hacía meses. Quería, porque el Jardín de las Delicias me parece fascinante. Que

Algunas sensaciones de mi viaje a Donosti: Decepción al llegar, porque la estación está en obras. Frío, lluvia y viento. No olvides mirar hacia arriba en prácticamente cualquier calle. Los precios de

¿Te ha gustado este post?¿Te ha gustado este post?
bottom of page