Quiero que sea una semana positiva


La semana pasada me guardó varias sorpresas positivas. Cada vez tengo más claro que existe el karma. Karma, o algo que te marca el ritmo de vida y emociones a su antojo. ¿No os dais cuenta que las cosas llegan casi todas de golpe? Sean buenas, o malas. Siempre las novedades llegan en grupo. Evidentemente, cuando son malas, negativas, duelen, nos descolocan, nos afectan, e incluso pueden llegar a hundirnos. Pero también pasa al revés. Y pasó. Pasó de forma positiva la semana pasada.

Es por ello que nuevamente será lunes y tendré que encarar la semana haciendo mi ya tradicional planificación semanal enviando mails, mandando mensajes, hablando con gente, y haciendo recados. Y luego, esperar. Esperar que cada una de las acciones tengan respuesta a lo largo de la semana. Algunas llegaran pronto, casi de forma inmediata, mientras que otras llegaran días después o incluso la semana siguiente.

Por cierto, ¿me llegará un pedido que estoy esperando hace unos días? Probablemente, o no. No lo sé.

#Diario #Blog

Entradas Recientes

Ver todo

¿Hubiera escrito este post?

Volvía a casa. Tras una gestión (siempre me gusta usar este término porque puede ser cualquier cosa), decidí que, en lugar de rodear El Retiro, entraría y buscaría la otra salida por la que pasaría ig

The Mystery of the pink... Monday

Soy muy de lunes. Me gustan los lunes. A contracorriente, como normalmente suele ocurrirme. Acostumbrado a trabajar fines de semana, con el ajetreo de la actualidad deportiva, con mucha faena, los lun

¿Te ha gustado este post?¿Te ha gustado este post?