Una revista sin publicidad

Ya he comentado alguna vez que uno de mis sueños, o metas, es editar una revista física, impresa, de las de toda la vida. Es un deseo personal que ojalá algún día pueda ver cumplido, en mayor o menor medida, con mayor o menor éxito. Pero quiero hacerlo, al menos intentarlo.

Sin embargo, pese a que ya soy consciente que sacar un proyecto así hoy en día no es la prueba más viable, no es el proyecto más eficiente, noticias como la que leí ayer sobre la publicidad en prensa escrita y revistas no ayudan a la motivación.

Según esta noticia de prnoticias, la publicidad seguirá cayendo, seguirá disminuyendo, y será concretamente en prensa y ediciones de revistas donde las inversiones se verán reducidas. ¿Qué ocurre ante una situación así? Evidentemente, el formato físico, en papel, impreso, sigue contra las cuerdas, sigue viendo acotado su terreno, y en cierta medida su existencias. ¿Morirá el formato de papel? Quiero pensar que no. Lo expresé hace unas semanas en otro post, y lo mantengo. Creo que no morirá, por muchas razones, pero evidentemente, de ser ciertas estas expectativas de mercado publicitario y de inversión, no ayuda que la publicidad caiga en el sector.

Mi ventaja es que, por ahora, editar y publicar mi revista física no es un objetivo ni un deseo a corto plazo. Ni siquiera a medio, porque ahora mismo no está la situación para ello. Pero sí, seguramente, a largo plazo, de aquí unos años. Por qué no. Es un deseo y un sueño que tengo presente, en el que pienso, y quien sabe si para entonces la situación publicitaria y de inversión haya cambiado. Hasta entonces, esperaré, pero no de forma tranquila ni quieta. Aprenderé, leeré, incluso no descarto formarme.

Lo que tengo claro es que, desgraciadamente, es imposible una revista sin publicidad.

0 visualizaciones

Entradas Recientes

Desde hace meses pienso a menudo con varios viajes a Londres. Varios, porque quiero que sean temáticos, con misiones concretas, por separado, para hacerlos inolvidables. Pero quiero volver a Londres.

Si me lees desde hace tiempo sabrás que mi relación con Twitter es de amor-odio. La uso por mantener mi marca personal, no por gusto ni porque tenga muchísimas ganas. Es la realidad. Cuando supe que m

Desde hace un par de años (coincide con el inicio de la pandemia, pero no tiene relación directa) sé que el teletrabajo es la mejor forma de rutina. En mi caso, claro. Un teletrabajo bien pagado, no l

¿Te ha gustado este post?¿Te ha gustado este post?