Tengo el escenario perfecto

Si me lees desde hace tiempo sabrás que mi relación con Twitter es de amor-odio. La uso por mantener mi marca personal, no por gusto ni porque tenga muchísimas ganas. Es la realidad.


Cuando supe que mi actual trabajo estaba cerrado e iba a iniciar mi actual etapa laboral, se presentó ante mí el escenario perfecto y deseado. Cuando no tenía empleo tenía claro que debía actualizar mi perfil de Twitter para mantenerme activo, actualizando mi marca y mantenerme en el escaparate para cualquier oportunidad que pudiera salir. Pero, insisto, no por gusto.


Pero tenía un deseo: aprovechar la estabilidad económica y mental para bajar el listón en Twitter. Y lo estoy haciendo. Estoy convirtiendo mi tiempo de trabajo en aislamiento para mi marca personal en la red social del pajarito azul. No desconexión en redes sociales, porque mi tarea se debe principalmente a ello (y más cosas, porque hay nuevos escenarios a cubrir, y me motiva), pero es cierto que aprovecho el tiempo de trabajo para "olvidarme" de mi marca.


Mi marca me tiene agotado. Mi marca ya no me genera la misma ilusión. Mi marca me gusta para comunicar, para hacerlo sin intermediarios, para transmitir mi pasión. Pero nada más. Cuando no pienso "de más", todo va bien. Cuando pienso en qué voy a escribir, el impacto que puede tener, en posibles respuestas, en si me apetece hacerlo o no... Todo pierde el sentido.


Por ello, tengo el escenario perfecto. El escenario para tener estabilidad emocional, personal y económica. El escenario para tener una "excusa" para no estar tan pendiente de mis redes. Al menos de las redes que me generan rechazo. Es el momento para concienciarme de verdad, de intentarlo de verdad, porque pese a que ya tengo instalada la nueva rutina es cierto que todavía considero que sigo dedicando más tiempo del deseado a Twitter.


Creo que no voy a dejar Twitter. Sonará friki, pero Twitter forma parte de mí desde aquel año 2009 cuando abrí mi cuenta. Sobre todo porque, sin saberlo, daba un salto adelante muy importante para ser el trabajador que soy hoy. Si tuviera que crear mi marca hoy, no sería en absoluto igual. Crecer hoy en día es más complicado. Por ello, considero que es algo importante para desenvolverme a nivel laboral y no lo dejaré (creo) nunca.


Podré bajar el nivel de actualizaciones, podré leer todavía menos menciones, pero siempre acabaré publicando algo, porque me gusta, me apasiona Twitter como herramienta de comunicación. Eso sí, este escenario que vivo ahora es lo que deseaba hace unos meses y debo convencerme a mí mismo para saborearlo de verdad.

5 visualizaciones

Entradas Recientes

Recientemente, instalé las actualizaciones de mi smartphone y confirmaba lo que ya había visto en el de mi pareja desde hacía unos días. La nueva actualización, entre otras muchas cosas, presentaba un

Este es un post que estaba en la recámara desde hace varios, muchos, días. Quiero hablar de Hogwarts Legacy, de lo que representa, de lo que supone y lo que sentido desde que se publicó el último game

Llevo un tiempo pensando que existe cierto descontrol. Un descontrol que, si fuera otro ámbito, podría denominarse algo así como una burbuja. ¿Qué está pasando con las empresas que venden hamburguesas

¿Te ha gustado este post?¿Te ha gustado este post?