top of page

Sobre Carlos Boyero

Recientemente, Carlos Boyero ha vuelto a ser tendencia en Twitter por sus comentarios sobre Jodie Foster y quería exponer algunos puntos que han estado latiendo en mi cabeza desde hace tiempo. Cuento todo lo que expongo a continuación viendo, escuchando de fondo, su última participación en el Ámbito Cultural de El Corte Inglés.


  • No comparto su visión del cine actual. Siento que está anclado en el pasado, su pasado, y desde entonces no se producen películas interesantes. Es su zona de confort.

  • Me gusta ver (sí, ver, en YouTube) su sección semanal en La Ventana de la Cadena SER. Lo hago porque el personaje me atrae. El personaje, ese señor enfadado con el mundo, a quien no le gustan el 90% de las películas que ve (que tiene acceso a ellas) y a veces se equivoca y sí le gustan, me atrae. Me atrae el show de su figura, supongo.

  • Siempre he pensado en el papel de Carles Francino, porque él, de forma directa, da visibilidad a su discurso, a sus comentarios, a su punto de vista. Francino, a veces, intenta maquillar y parar según qué cosas, pero, sabiendo que es un personaje seguido, le mantiene por el foco que tiene; no tanto por lo que objetivamente ofrece. Eso pienso.

  • Consumo muchos de los productos que genera. Entrevistas, críticas de cine, colaboraciones, radio. Lo hago porque me sirve para hacer autocrítica y saber qué me parece bien o qué me parece mal. Por ello, ahora me llama la atención, a raíz de sus comentarios sobre Jodie Foster, que me sorprende. Me sorprende el ruido, porque ese tipo de comentarios los hace semanalmente. Para él, las actrices son guapas y, ya si eso, buenas en lo suyo, la visibilidad plural es impuesta y no natural, los grandes directores (con polémicas o no) son la hostia.


Insisto. Lo consumo. No lo declino. Cada semana. Por su foco y para saber qué pensamientos quiero en mi vida y cuáles no. No comparto muchas de sus opiniones, pero para no compartirlas debo consumirlas.

22 visualizaciones

Entradas Recientes

Mi nuevo rincón favorito

Confieso que cuando consigo mezclar arquitectura y fotografía puedo llegar a obsesionarme con según qué rincones, con según qué edificios. Obsesionarme nivel modificar mi trayecto para pasar por ahí a

Libros leídos en febrero de 2024

Permíteme compartir contigo los libros que he leído en este mes de febrero. Evidentemente, el ritmo de enero fue enorme y este mes he leído menos, pero debo confesar que, además de no importarme demas

Apagarse

Las personas, fallecen. Los hierros, se oxidan. La lágrima, cae. La estufa de leña, pierde su estado candente. La comida, caduca. Tu cabello, o bien se cae, o blanquea. El sol, con nubes, se esconde.

Comments


¿Te ha gustado este post?¿Te ha gustado este post?
bottom of page