Pienso demasiado

Pienso demasiado. Es así. Es así desde hace años y es una mezcla rara. Una mezcla rara porque por un lado puede llegar a agotar, pero por otro lado sé que esa constancia, esa creatividad continua, hace que mi forma de trabajar sea la que es. Pero pienso demasiado.

Un día te despiertas con ganas de todo. Otro día te despiertas sin ganas de nada. Y entre medias, una cabeza que siempre ofrece ideas, ideas para crear, para fabricar.

Entradas Recientes

Ver todo

¿Por qué vivo en el centro?

Un obrero con una hormigonera dándolo todo. Otro, por no sentirse solo, le acompaña con un taladro. Ambos gritan, evidentemente, porque no se escuchan entre ellos. Un perro, quizás por todo lo que est

Bellas artes

Estoy pasando unos días (quizás semanas, o meses) en un pueblo de Galicia. Llevaba un año pensando en la posibilidad de volver. Pero volver bien. Así, para estar sin pensar en la vuelta. Confieso que

Nunca falla

He hablado muchas veces sobre mis visitas a La Central, en Callao. Pero siempre salgo con la misma sensación, con la misma innata creatividad latente. Voy menos que antes, lo reconozco. Pero creo que

¿Te ha gustado este post?¿Te ha gustado este post?