top of page

Pese a que no me gusta

Si me has leído desde hace tiempo, sabrás que Madrid no es mi ciudad favorita. Es así, y si es así, para qué mentir o decir cosas que no son ciertas. No me gusta por muchas razones que ya he expresado muchas veces. Sin embargo, debo reconocer que vivir aquí, tiene detalles que (me guste o no) debo reconocerle.


Me pasaba a mí cuando vivía fuera y entiendo que le pasará a mucha gente que no vive aquí. Madrid tiene detalles, rincones y planes que reciben miradas de propios y extraños, de gente que vive aquí y de foráneos que visitan la ciudad durante el largo y ancho del año. Y es eso, esa rutina de vivir aquí, esa posibilidad de poder hacer todo ese tipo de cosas como rutina, cualquier día, es lo que sí debo (o debería) valorar realmente.


  • Pasear y pasar por la puerta del Museo Del Prado.

  • Hacer deporte por el Retiro.

  • Pasar por la Plaza de Callao.

  • Subir al Gourmet del Corte Inglés para hacer fotos.

  • Tener muchas salas de cine en versión original.

  • Un metro que pasa cada tres-cuatro minutos.

  • Mirar hacia arriba y ver la personalidad de una ciudad histórica.

  • Darte una vuelta por Malasaña o Chueca.

  • Visitar tiendas de Bellas Artes.

  • Dejarte llevar por el ritmo de Gran Vía.

  • Ver cada uno de los atardeceres con su característico cielo.

  • Pedir comida o cena a prácticamente cualquier hora del día o la noche.

Son algunos ejemplos, pero cuando vives aquí adquieres cierta rutina ante la que algunas veces debes pararte a pensar lo que estás viviendo. Hay mucha gente que viaja a Madrid con un plan milimetrado para hacer cosas que yo tengo al alcance de la mano diariamente. Vuelvo a decirlo. No me gusta esta ciudad, pero tampoco debo dejar pasar la oportunidad de tener ante mí una serie de planes con los que mucha gente sonaría.


1 visualización

Entradas Recientes

Sobre Carlos Boyero

Recientemente, Carlos Boyero ha vuelto a ser tendencia en Twitter por sus comentarios sobre Jodie Foster y quería exponer algunos puntos que han estado latiendo en mi cabeza desde hace tiempo. Cuento

Mi nuevo rincón favorito

Confieso que cuando consigo mezclar arquitectura y fotografía puedo llegar a obsesionarme con según qué rincones, con según qué edificios. Obsesionarme nivel modificar mi trayecto para pasar por ahí a

Libros leídos en febrero de 2024

Permíteme compartir contigo los libros que he leído en este mes de febrero. Evidentemente, el ritmo de enero fue enorme y este mes he leído menos, pero debo confesar que, además de no importarme demas

Kommentare


¿Te ha gustado este post?¿Te ha gustado este post?
bottom of page