top of page

Nueva rutina

No ha sido un inicio de semana cualquiera. Hoy he iniciado una nueva etapa laboral que me apetecía tanto como imponía, que esperaba tanto como quería evitar. La sensación anoche no era especialmente tranquila. Una entremezcla de nervios, ganas, ilusión y miedo. Un nuevo cambio. Una nueva fase. Una nueva rutina.


Sin embargo, las sensaciones positivas estaban en lo cierto. Ganaron la batalla a las alarmas. A menos en este primer día. Entiendo, quiero pensar, que la rutina luego marcará los ritmos, los agobios, las responsabilidades y la dinámica tenderá a cambiar. Pero creo que estoy más emocionado que preocupado, más ilusionado que inquieto.


Tengo muchas ganas, demasiadas, de instalarme al cien por cien para convertir esta etapa en una rutina a través de la cual sentirme útil, seguir progresando, seguir aprendiendo y aportar todo lo que soy capaz de aportar.


Expectante estoy, eso sí.

15 visualizaciones

Entradas Recientes

Escribo desde un tren. No es la primera vez que escribo desde un tren. No es la primera vez, porque me gusta, porque se ha convertido casi en tradición. Cuando tengo un trayecto largo (más de tres hor

Hace unos días ya expresé algunas sensaciones sobre un viaje que voy a hacer esta semana. Y hoy vengo a expresar la misma ilusión, las mismas ganas y el mismo deseo de que llegue el momento en el que

The End of the F***ing World fue una serie que me gustó mucho. Más allá de su historia, su guión y lo que narran sus capítulos, me enamoró por su fotografía y el trato de su imagen. La primera tempora

¿Te ha gustado este post?¿Te ha gustado este post?
bottom of page