Mi red social favorita

Tengo perfil activo en Twitter, Instagram, YouTube y Facebook. También en otras como Pinterest o Snapchat, pero debo reconocer que estas últimas no entran entre mis planes diarios. Sí leo sobre ellas, todos los días, pero dejé de utilizarlas activamente. Al dedicarme profesionalmente al social media, a tareas de community manager, me gusta estar informado de las nuevas herramientas, de las tendencias, y es por ello que utilizo una lista a modo de feed para estar más o menos informado. Pero no, insisto. No las uso.

De vez en cuando veo el icono de Snapchat, entro, y ya de primeras me doy cuenta que no tengo historias que ver, lo que me deja claro que uso de la red social ha cambiado respecto a hace un año, por ejemplo, cuando sí la usaba a menudo. Antes sí la usaba mucho, más que hoy en día Instagram Stories, pero el contexto era diferente. Todavía no había lanzado el canal de YouTube, y en cierta medida vivía en mi «anonimato» particular, y era más «libre» de publicar contenidos cotidianos. No es que ahora no lo haga, pero a veces pienso más de una vez lo que comparto, o no. Llegó, además, el perfil profesional que creé en Instagram (llegué a alternar dos cuentas), que con los meses se ha consolidado, me ha gustado más. Muchos dicen que Instagram ha copiado a Snapchat, y yo personalmente creo que la palabra copiar, o plagiar, es fea, pero es curioso la gran cantidad de similitudes.

Pinterest lo uso, a veces, para buscar ideas, para buscar fotos concretas. Como herramienta, como servidor de fotos, me parece brillante. Pero mi uso no va a nivel personal ni profesional. No uso mi perfil para compartir ni actualizar. Pongo el modo voyeur ON, y busco mis necesidades. Pero sin más.

Lo que sí tengo claro, volviendo al primer párrafo, son las redes sociales que más uso. Primero, porque me parecen herramientas muy útiles. Segundo, porque me gustan mucho. Tercero, porque me parecen interesantes escaparates para mantener viva mi marca personal.

Pero, ¿cuál de ellas es mi red social favorita? Creo que lo tengo claro, pero con matices. Seguramente me quedaría con Instagram, tanto por su función principal (publicar fotos) como con su atractivo añadido del Stories. Es la clave por la que no uso Snapchat. No soy el único. Mucha gente reconoce que Instagram Stories es la gran clave por la que han ido dejado de lado Snapchat. Personalmente, porque encuentro dos herramientas de difusión brillantes en una misma app, sin la necesidad de estar cambiando cada vez que quiero compartir una foto o un momento concreto de mi día. Creé mi perfil profesional (ya tenía uno personal que ahora está inactivo) hace poco más de un año, y he conseguido reunir a más de 5.500 personas, creciendo a diario. Creo que Instagram es mi red social favorita, pero matizo.

No puedo menospreciar mi perfil de Twitter. Es el más activo, el más longevo, el que más me ha aportado y el que más me ha ayudado a nivel profesional. Olvidar su potencial (casi 60.000 seguidores) sería injusto, pero es diferente, claro, a Instagram. Twitter me parece que tiene un mayor carácter comunicativo, informativo, mientras que Instagram me sirve más para compartir historias a través de fotografías e interactuar más directamente con mis seguidores. No es lo mismo hablar mediante un texto (tweet) que publicando un vídeo que en 24 horas caducará.

He tenido conversaciones con amigos y conocidos que tienen miles de seguidores en Instagram, y todos ellos coinciden que tener un perfil activo y potente en esta red social es importante. Está en auge, está viviendo un enorme estado de actualidad y las estadísticas son rotundas. Respecto a su competencia con Snapchat, el último año ha sido rotundo. La compra de Facebook y numerosos cambios que han ido modificando sus opciones han sido totalmente claves. E insisto, personalmente le doy prioridad antes que Snapchat porque reúne dos grandes opciones (app de fotos y momentos) en un mismo sitio, sin la necesidad de estar cambiando. Me parece clave.

YouTube es diferente. Pronto cumplo un año con mi canal de YouTube, pero lo considero diferente al resto. Personalmente, no lo concibo como una red social al uso. No subo fotos, no leo noticias, no tengo un chat con el que poder hablar con amigos. Es un servidor de vídeos, un buscador. Lo uso a diario, sin duda, tanto con mis propios vídeos como viendo vídeos de otros usuarios. Me encanta como herramienta de difusión de contenidos, pero más a nivel general, más a modo de exposición «profesional». Como herramienta laboral, me parece brillante, y en el último año muchos compañeros de medios de comunicación han ido sumándose a la aventura. A ello le sumo el imponente carácter didáctico, debido a los numerosos tutoriales de todo tipo que un servidor puede encontrar en cualquier momento. Pero, insisto, le coloco un filtro diferente al resto de perfiles que tengo activos.

Es por ello que, a modo de resumen, encuentro en Instagram la red social más atractiva en mi día a día. Me parece la más cercana, la más accesible, la que más está creciendo ahora mismo y la que tiene un horizonte más apetecible para seguir aprendiendo.

Entradas Recientes

Ver todo

Divagaciones desde un tren

Escribo desde el tren. Un tren desde Ourense a Madrid. El segundo tren del día, ya que el camino comenzó sobre las 8:45 de la mañana en Sarria (Lugo). Viajo a la capital para pasar una semana. Pese a

Una bandera de Canadá

Es una imagen que veo todas las noches. A diario. Una bandera que me llamó la atención desde el primer día. Me gusta detenerme muchas veces en ese rincón de la casa. Me ayuda a desconectar un poco, me

Los libros que he leído en 2021

Iré dejando en esta lista los libros que vaya leyendo durante este año 2021. YA COMPLETOS: -El mensaje de Pandora https://www.planetadelibros.com/libro-el-mensaje-de-pandora/318222 -Las puertas templa

¿Te ha gustado este post?¿Te ha gustado este post?