top of page

Menudo peso me he quitado

Hace un par de semanas dejé los estudios. Me decepcioné a mí mismo al tener que bajarme del tren, pero era una necesidad vital. Lo necesitaba. Estaba desbordado y me sentía colapsado. Me dolía.


Llegué a la frontera emocional y decidí parar. Fue una decisión increíble. Me siento liberado, tranquilo, relajado, satisfecho y controlando mi vida. Es una sensación demasiado positiva y reconfortante.


Me he quitado un peso enorme. Un peso enorme que cargué sobre mis espaldas durante unos meses y al que tuve que enfrentarme para ser lógico y sincero conmigo mismo. El qué dirán me empujaba a seguir. Mi cabeza me instaba a parar, a descansar, a ser justo con mi persona.


El peso mental de la carga de tareas. El peso emocional de sentirme privado de tiempo libre. Ambos noqueados de una vez. Vuelvo a tener las riendas de todo y es sensacional.


Menudo peso me he quitado.

3 visualizaciones

Entradas Recientes

Escribo desde un tren. No es la primera vez que escribo desde un tren. No es la primera vez, porque me gusta, porque se ha convertido casi en tradición. Cuando tengo un trayecto largo (más de tres hor

Hace unos días ya expresé algunas sensaciones sobre un viaje que voy a hacer esta semana. Y hoy vengo a expresar la misma ilusión, las mismas ganas y el mismo deseo de que llegue el momento en el que

The End of the F***ing World fue una serie que me gustó mucho. Más allá de su historia, su guión y lo que narran sus capítulos, me enamoró por su fotografía y el trato de su imagen. La primera tempora

¿Te ha gustado este post?¿Te ha gustado este post?
bottom of page