top of page

Me hace gracia, la verdad

Llevo años enfrentándome a dos conceptos. Por un lado, los que hacen 'opiniones personales'. Por otro lado, los que usan 'ambos dos'. Esas personas están ahí fuera.


Una opinión, ¿puede no ser personal? ¿Puede una opinión ser objetiva? Evidentemente, no. No, pero esas personas se definen así y lo colocan sin complejo alguno en sus respectivas biografías. Ojalá tener esa ignorancia, y no lo digo como algo despectivo o negativo. Ojalá hacer cosas sin pensar, sin pensar en qué dirán, sin pensar en consecuencias.


Luego están los que usan 'ambos dos' cuando quieren decir que dos cosas están unidas. ¿Saben que el concepto 'ambos' supone dos, sin la necesidad de decirlo? Es como cuando alguien no intuye que una pareja son dos, en general. Esas personas, insisto, están ahí fuera.


Me hace gracia, la verdad, por cómo serían capaces de enfadarse si se lo comentas públicamente en redes sociales o, además, cómo podría salirme a mí la jugada. Pero, no por ello no deja de hacerme gracia. Pobres.

1 visualización

Entradas Recientes

¿Puedo parar?

Hace tres meses llegué a Vitoria-Gasteiz para embarcarme en un ambicioso proyecto. Un proyecto que, desde entonces, me ha llevado para arriba y para abajo como una montaña rusa. Una montaña rusa que,

Comments


¿Te ha gustado este post?¿Te ha gustado este post?
bottom of page