top of page

He viajado al pasado

Estoy pasando unas semanas en casa. Unas semanas que, entre otras muchas situaciones, recuerdos y conversaciones, me están permitiendo revivir rutinas que hacía hace años, cuando todavía vivía aquí, antes de marcharme a la capital.


He vuelto a vivir sábados como los de antaño. Sábados que me tenían entretenido prácticamente todo el día, viendo varios partidos, alguna que otra decenas de resúmenes, cientos de fotografías, y miles de comentarios en redes sociales.


Eran sábados de rutina cuando todo estaba por llegar, cuando todavía no había conseguido tener un trabajo estable, cuando todo el esfuerzo era con vistas al futuro. En resumen, durante varios años me dediqué a actualizar mi cuenta de Twitter para convertirlo en una marca profesional potente para, luego, poder ser una carta de presentación interesante.


Ahora lo veo así, pero confieso que nunca me lo planteé con ese objetivo. Sobre todo, porque todo nació de forma innata, porque tener una marca personal no era algo instaurado, porque era la única forma de conseguir mi sueño. Lo hacía porque así lo sentía. Ahora, lo veo como un acierto absoluto, total y muy fructífero.


Cuento todo esto porque ahora, durante estas semanas que voy a estar en mis raíces, he vuelto a las rutinas de sábado. Una rutina en la que veo varios partidos en directo, en la que veo resúmenes de partidos que (obviamente) no puedo ver. Hasta aquí, nada anormal. Sin embargo, aquí estoy recuperando viejas rutinas que me encantaban, como ver el Match of the Day de madrugada, como hacer una recopilación de imágenes de partidos de fútbol inglés bajo mi admirada sección de estadios ingleses. Todo ello con esa sensación mágica de hacer algo que me apasiona.


He vuelto a las raíces presencialmente, pero con este tipo de actividades he vuelto a aquellos primeros pasos en los que los sueños y la pasión ganaban a la incertidumbre y a los malos pensamientos.


He viajado al pasado y ha sido maravilloso.

2 visualizaciones

Entradas recientes

Homo urbanitas

Si me has leído recientemente, sabrás que he vuelto a mudarme. Y aquí encuentro una oportunidad de hacer deporte en entornos naturales que, por mucho que ame y adore València, no encontraba desde hací

Casi dos meses

Casi dos meses desde el último post que subí y publiqué. Dos meses de cambios, claro está. Desde el pasado 11 de marzo, me mudé de nuevo para embarcarme en un proyecto tan imponente como interesante,

Comments


¿Te ha gustado este post?¿Te ha gustado este post?
bottom of page