top of page

El viaje esperado

El viernes será un día especial, muy esperado, ansiado. Por la mañana tendré una reunión importante (en breve comentaré cositas por aquí) y sobre la hora de comer cogeré un tren en el que he pensado mucho durante los últimos meses.


Un tren para volver a ver mi luz favorita, mis carteles de calles favoritos, mis rincones favoritos, rememorar mis recuerdos favoritos, realizar algunas de mis fotografías más favoritas, ir a mis librerías favoritas, respirar mi ambiente favorito.


Me siento como un niño pequeño sabiendo que algo que me hace mucha ilusión va a ocurrir. Y es absurdo, porque es un viaje conocido, que he hecho muchas veces, pero es la distancia, el no tener esa ciudad maravillosa como rutina, lo que genera ahora una sensación entremezclada de felicidad y fantasía.

10 visualizaciones

Entradas Recientes

No es novedad, no aporto un punto de vista nuevo, ni diferente. A raíz de mi reciente viaje a Donosti me di de bruces con una idea y sensación que apenas siento cuando vuelvo a casa: hay ciudades que

Recientemente, hace unas semanas, llegué hasta el término Tsundoku. Quizás lo practiques, quizás formes parte de ello, pero no eres consciente. El Tsundoku es el arte de comprar y acumular libros, per

En las últimas semanas, hablaba sobre un viaje que me hacía ilusión. Y ya. Ya pasó. Fueron cuatro día que volvieron a enamorarme de Donostia. Os dejo algunos frames donostiarras. Un viaje en el que he

¿Te ha gustado este post?¿Te ha gustado este post?
bottom of page