top of page

Cuando nadie te ve

Hace unos días me encontré un tweet que presentaba la siguiente pregunta: ¿cómo eres cuando nadie te ve? Más allá de las respuestas de los usuarios, que me importaron poco o nada, me pareció interesante el escenario que presentaba.


Hoy en día, con tanto postureo, con tanto quedar bien, con tanta falsedad, con tanto escaparate, es interesante pensar en cómo somos cuando nadie nos ve. Y no, no cómo somos en casa, sino cómo somos cuando nadie nos ve. O creemos que no nos ven.


Esas cosas que sólo hacemos cuando nadie nos ve.

Esos gestos que hacemos cuando nadie nos ve.

Esas actitudes que tenemos cuando nadie nos ve.

Esa tranquilidad que sentimos cuando nadie nos ve.

Esa seguridad que vivimos cuando nadie nos ve.

Esas canciones que cantamos en voz alta cuando nadie nos ve.

Esos comentarios que hacemos en alto cuando nadie nos ve.


Cuando nadie nos ve, porque podemos estar en casa, en lugar tranquilo, de confianza, pero acompañado. Estar acompañado, por mucha zona de confort que tengamos, siempre habrá cosas que nos guardemos para nosotros. Por no molestar, por prudencia, por vergüenza, siempre hay algo. Esas son las cosas reales, las de verdad, las que guardamos en ese cajón con un cartel de "Confidencial" o "Secretos".


En estos tiempos de tanto alardear, de tomar decisiones pensando en el qué dirán, siempre es bueno pensar en lo que no aparece, en esos rincones para dedicados y orientados para cuando nadie te ve.

2 visualizaciones

Entradas Recientes

El vídeo que estabas esperando

Eso dicen. Eso afirman las decenas de comentario que tiene este vídeo. Y si lo comparto es porque, en el fondo, coincido. Soy súper fan de los formatos Inside que empezaron a compartir hace una década

Kommentare


¿Te ha gustado este post?¿Te ha gustado este post?
bottom of page