¿Cuál ha sido el Mejor XI del año 2020 en la Premier League?


Toca hacer balance de un año 2020 que tú, yo, nosotros, todos, nunca olvidaremos. Quién nos iba a decir hace un año, cuando podíamos hacer un texto similar a este, con tintes de resumen, con enfoques de balances deportivos, que íbamos a vivir lo que nos ha tocado vivir durante los últimos meses. Pero intentaremos hacer un balance deportivo de la Premier League para intentar contextualizar deportivamente el torneo británico por excelencia.


Cabe destacar algo importante. Hubo un punto de inflexión importante cuando el mundo se paralizó con los confinamientos. La temporada 2019/20 se partió en dos de forma obligatoria y se creó, en consecuencia, un torneo alternativo que truncó algunas rachas colectivas e individuales, que elevó a unos y frenó a otros. El trabajo doméstico durante el parón fue clave, evidentemente.


Una de las mejores ligas del mundo que reúne anualmente a algunos de los mejores futbolistas del planeta. Jugadores de primer nivel mundial que se elevan en los altares planetarios y que, a continuación, intentaremos hacer una selección de los que entrarían en un once ideal de este atípico año 2020:


LA PORTERÍA

-Alisson (Liverpool). Tuvo competencia, como Nick Pope (Burnley), Henderson (Sheffield United-Manchester United) o el primer tramo de año de Pickford (Everton), pero creo que Alisson tiene argumentos de sobra para estar en este once. Por calidad bajo los palos, por los reflejos felinos que ofrece siempre, por la presión que tiene defendiendo la camiseta del Liverpool y porque fue clave en el título liguero de los de Anfield. Insisto, creo que hay alternativas serias, pero ninguna a la altura del brasileño.


TRES DEFENSAS

-Alexander-Arnold (Liverpool). Es cierto que he barajado la posibilidad de dejarle fuera porque creo que en la temporada 2020/21 ha bajado el nivel, pero su temporada 2019/20 fue excepcional. Pese a que elijo finalmente al inglés por su polivalencia (jugó algunas veces en la izquierda), por su aportación descomunal tanto a nivel goleador como en el aspecto asistente y por cómo ha sabido sobreponerse a su edad, creo que merece una pequeña mención el año de otros como Pereira (Leicester) o Azpilicueta (Chelsea) porque, insisto, el último tramo de año de Alexander-Arnold ha ofrecido un pequeño bajón. De todos modos, el joven lateral diestro del Liverpool sigue mostrando un buen nivel. ¿El problema de mis dudas? Que cuando te acostumbran a la excelencia, un notable parece menor.


-Virgil van Dijk (Liverpool). Es el mejor central del mundo. Es cierto que esta temporada está teniendo cero protagonismo por aquella fatídica mala salida de Pickford en el derbi del Merseyside que le lesionó de gravedad, pero el resto de año demostró con creces que hay pocos defensas a su altura (en todos los sentidos) en el planeta. La confianza que ha ganado desde su llegada a Anfield ha sido descomunal y verle en acción, en cada jugada, en cada corte, es una auténtica gozada. Sólo se ocurren como mucho dos defensas en Europa que hayan hecho mejor año que él. Está en mi equipo.


-Andrew Robertson (Liverpool). Como me ha ocurrido con Alexander-Arnold, es cierto que tuve alguna alternativa que aprovecho para nombrar. El año de Ben Chilwell (primero en el Leicester y, ahora, en el Chelsea) creo que ha sido muy bueno. Pero creo que la temporada de Robertson ha sido calcada a la de su compañero, Alexander-Arnold. De hecho, creo que han hecho cursos casi idénticos. Protagonismo total y determinante en el ataque, tanto a nivel goleador como asistente. Pero también ofreciendo una firmeza defensiva muy buena. Menuda dupla ha conseguido establecer Klopp en el juego exterior del Liverpool. Quizás estemos hablando de dos de los mejores laterales del mundo.


CUATRO CENTROCAMPISTAS


-Henderson (Liverpool). Por liderazgo, por manejo de mil tipo de situaciones, por su carácter y personalidad sobre el césped. Y, aunque no sea puramente deportivo, por ser el gran protagonismo de esa imagen histórica levantando el título liguero del Liverpool 30 años después. Decían de él que era el sustituto de Steven Gerrard y creo que no ha defraudado en absoluto. Uno de los mejores centrocampistas del fútbol inglés. No sé si rendiría igual fuera de las islas porque allí se le valoran conceptos que no tienen el mismo valor en el viejo continente. Pero en Inglaterra, en la Premier League, ofrece un menú de argumentos extraordinario para darle la capitanía en este equipo. Aporta soluciones, equilibra la defensa y el ataque, y lidera de forma innata. Un centrocampista silenciado mediáticamente, pero deportivamente completísimo.


-Kevin De Bruyne (Manchester City). Es un jugón descomunal. Un privilegiado de la calidad en el mundo del fútbol. Decir esto y destacar en un megaproyecto como el Manchester City, son palabras mayores. Su técnica, su capacidad de determinar partidos tanto a la hora de asistir como de definir a gol, su golpeo de balón parado. Es una de las piezas vitales de Pep Guardiola, y no es fruto de la casualidad. Quizás suene corta la descripción y los argumentos ofrecidos, pero sobran las palabras a la hora de hablar de uno de los jugadores estadísticamente más creativos del mundo. Un show de futbolista.


-Bruno Fernandes (Manchester United). Lo digo rotundamente. Es el fichaje del año en la Premier League y, con permiso de Haaland, del fútbol europeo. Por su técnica, por su capacidad de definir partidos, por su automática adaptación a un fútbol tan diferente como el inglés llegando desde Portugal y por su rendimiento. Y si sumamos la metamorfosis deportiva que sufrió el Manchester United desde su llegada, todavía más. Desde el primer día dejó claro que el club de Manchester había hecho una buena inversión. ¿Quién recuerda, o habla, su precio? Exacto. Un año extraordinario. A balón parado, en metros finales, llegando desde segunda línea. El centrocampista total.


-Jack Grealish (Aston Villa). Sin duda alguna, la gran revelación del año en el fútbol inglés. Siempre había sobrevivido entre los dos terrenos de la regularidad contenida y una personalidad atrevida que le había colocado la etiqueta de 'bad boy'. Sin embargo, ha conseguido la mezcla perfecta explotando su rendimiento y liderazgo total con esa personalidad de tipo duro. Y, lo más importante, en contextos deportivos muy diferentes. En la temporada 2019/20 fue el héroe evitando el descenso del Aston Villa sobre la bocina, pero en el actual curso ha conseguido rendir a un nivel excelso con unas consecuencias deportivas que se están viendo reflejadas en la tabla. Con sus ya características calzas bajadas, es uno de los mejores jugadores del momento. De lejos. El héroe canalla del fútbol en Birmingham.


TRES DELANTEROS

-Heung-min Son (Tottenham). Ha dejado de ser el complemento perfecto del ataque del Tottenham, el jugador número 12, a ser pieza vital. Con permiso del omnipresente Harry Kane, el jugador más en forma del momento en el Norte de Londres. A nivel asistente y a nivel goleador, forma con el ya nombrado Kane una de las mejores duplas futbolísticas del mundo actualmente. Siempre en un segundo plano mediático, como si no fuera realmente la estrella que es. Durante años ha vivido bajo esa sombra mediática de otros y, ahora, con ese aprendizaje asimilado, es capaz de haber firmado seguramente el mejor año de su trayectoria profesional. Un escándalo absoluto del surcoreano.


-Harry Kane (Tottenham). El mejor delantero inglés de momento y de los últimos años. Quizás asegurar que es el mejor de la última década podría plantear algún debate, pero actualmente, en este 2020, no hay color. Ha explotado los últimos años su olfato goleador para ser la gran referencia en Inglaterra, pero a ello ha sumado una madurez personal y profesional que le han convertido en un líder absoluto. Uno de los capitanes del Tottenham que asume toda responsabilidad posible. A balón parado, fabricándose él mismo el gol, rematando de forma rotunda, arrastrando rivales para crear espacios, bajando a recibir, en carrera... Un sinfín de parámetros para convertirle casi sin duda alguna en el mejor jugador inglés. Gareth Southgate sonríe sabiendo que le tiene a su disposición.


-Mohamed Salah (Liverpool). Muchos han asegurado que no ha vivido su mejor año. Es cierto que quizás haya sido menor respecto a años anteriores, pero no por ello ha sido malo. Ni mucho menos. Creo que Mohamed Salah ha mantenido buenas cifras goleadoras, pese a ese supuesto bajón, y sigue siendo una de las piezas vitales de Klopp en ataque. Un ídolo total y absoluto de Anfield, ficha clave en el histórico triunfo liguero del Liverpool, uno de los máximos y mejores goleadores del año, y una personalidad diferente que le priva de temas extradeportivos. Sigue estando a otro nivel y, creo, sigue estando un pequeño escalón por encima de sus compañeros Firmino y Mané. Para mí, pese a que, insisto, no da la sensación que ha estado en su máximo esplendor, es un delantero diferente.

Entradas Recientes

Ver todo

Sergio Ramos: llámenlo como quieran

No se llama Gareth, ni tampoco Eden. Es español, no extranjero. Y, sobre todo, recibe una permisividad mediática que todavía sigo sin entender. O más que no entenderlo, intento asimilarlo dentro de un

¿Por qué nadie se acuerda de Mohamed Salah?

Mohamed Salah es una realidad que se ha ido contrastando cada vez más en los últimos años. Su explosiva primera temporada en el Liverpool no fue fruto de la casualidad. Ni la segunda, ni la tercera, n

¿Qué le pasa a Harry Kane?

El Tottenham fue protagonista del pasado mercado de fichajes de forma secundaria. Una forma secundaria porque se convirtió en uno de los grandes focos sin actor principal. Ni ficharon grandes jugadore

¿Te ha gustado este post?¿Te ha gustado este post?