top of page

¿Creo mi tienda?

Recientemente, he descubierto varios podcasts de fotografía. Un descubrimiento que me ha hecho hecho ir de un lado para otro interesándome e investigando por muchos de sus contenidos y protagonistas.


Entre algunos de los descubrimientos, la web de uno de los presentadores. Un fotógrafo autodidacta con pasado en discográficas, con un look del que me considero muy fan, con un cartel de Kodak que amo y con una web que descubrió ante mí una posibilidad tan interesante como inesperada.


Interesante, porque puede ser un paso adelante en mis inquietudes personales. Inesperada, porque jamás habría pensado en ello si no hubiera visto la web de este fotógrafo.


De repente, vi que había creado un apartado en su web en el que vendía copias de sus fotografías. El diseño era sencillo y vi que era una opción viable para implementar en este rincón.


No me considero fotógrafo, ni siquiera un aficionado de la fotografía bueno. Sin embargo, no dudo ni niego al decir que hay fotos que hago que me gustan mucho. Si algo he conseguido en términos fotográficos ha sido tener (o empezar a tener) mi criterio y estilo. Tengo claro cómo me gustan, qué herramientas usar, qué recursos presentar. Y no es poco.


Por ello, ¿por qué no crear un apartado en la web en el que presentar mis mejores fotografías y ponerlas a la venta?


No es una meta a corto plazo. Seguramente, tampoco a medio. Pero sí es cierto que descubrir esa opción, que estaba ahí en silencio, sin molestar, me ha despertado curiosidad e interés. No quiere decir que si expongo mis fotografías vaya a venderlas, ni que vaya a vivir de ello. No. Pero es cierto que no pierdo nada exponiéndolas.


La idea ya está ahí. Antes no. Y eso ya es suficiente para tener un reto fijado a realizar... cuando llegue el momento.

13 visualizaciones

Entradas Recientes

Escribo desde un tren. No es la primera vez que escribo desde un tren. No es la primera vez, porque me gusta, porque se ha convertido casi en tradición. Cuando tengo un trayecto largo (más de tres hor

Hace unos días ya expresé algunas sensaciones sobre un viaje que voy a hacer esta semana. Y hoy vengo a expresar la misma ilusión, las mismas ganas y el mismo deseo de que llegue el momento en el que

The End of the F***ing World fue una serie que me gustó mucho. Más allá de su historia, su guión y lo que narran sus capítulos, me enamoró por su fotografía y el trato de su imagen. La primera tempora

¿Te ha gustado este post?¿Te ha gustado este post?
bottom of page