top of page

Not mask in the supermarket

He vuelto a entrar en un supermercado sin mascarilla y ha sido algo tan normal como especial.


Lo primero, la entrada, el saber que no te habías puesto la mascarilla, el ver por primera vez después de más de dos años gente con la cara descubierta en un espacio cerrado. Esa sensación extraña de saber que no estás haciendo algo ilegal pero que llevas mucho sin hacerlo.


Puede parecer absurdo, pero he vuelto a oler la fruta, la sección de higiene, el rincón de comida para llevar, el olor de cerca de los productos refrigerados.


Este post podría resultar inútil hace dos años. Quizás hoy también, pero ha sido la primera vez en muchísimo tiempo en el que he entrado sin mascarilla a un supermercado y ha sido totalmente estimulante.

8 visualizaciones

Entradas Recientes

Apagarse

Las personas, fallecen. Los hierros, se oxidan. La lágrima, cae. La estufa de leña, pierde su estado candente. La comida, caduca. Tu cabello, o bien se cae, o blanquea. El sol, con nubes, se esconde.

8 diferentes lugares para leer

Leer en casa, en una biblioteca o en el metro, puede estar bien. Pero a veces quizás sea necesario ir un paso más allá para hacer algo alejado de lo habitual. Algunos lugares diferentes para leer: Un

Ese tipo de personas

Personas que salen hablando en las fotos. Personas que no se callan en una sala de cine. Personas que se gastan 1.000 euros en su teléfono y la app de 4'99 les parece cara. Personas que "Yo no soy hom

¿Te ha gustado este post?¿Te ha gustado este post?
bottom of page