top of page

Bellas artes

Estoy pasando unos días (quizás semanas, o meses) en un pueblo de Galicia.


Llevaba un año pensando en la posibilidad de volver. Pero volver bien. Así, para estar sin pensar en la vuelta. Confieso que me encantaría vivir aquí una temporada. Necesito cambiar de aires y encontrar un entorno como este puede ser una maravillosa opción. La ciudad tiene cosas buenas, pero las malas creo que ya ganan por goleada y siempre, creo, es importante saber retirarse a tiempo antes de una derrota dolorosa.


Las derrotas no son malas, ni negativas, ni deberían ser frustraciones. Pero es lo de siempre. Siempre aparece la maldita palabra: educación. Es así, nos guste o no. Es la educación que nos dan, con la que crecemos, con la que vivimos. Debemos estudiar, formarnos, adquirir conocimientos para aspirar a tener buenos trabajos.


¿Qué es un buen trabajo? ¿No deberíamos aspirar a tener un trabajo que nos haga felices? Seguramente, pocas veces, o nunca, nos dijeron eso. ¿Te suenan más cosas como el dinero, verdad? Sí, a mí también. Hemos crecido con eso y luego nos vemos sometidos a vidas que, por muy buenas que creamos que son, no dejan de ser dentro de unos límites establecidos.


Estoy aquí y empiezo a sentir esa sensación de asentarme, de encontrar mis rincones, mi inspiración. Es una sensación de vitalidad plena, y estoy convencido de que irá creciendo si finalmente se dan las condiciones exactas para establecerme un periodo indeterminado de tiempo.


Llevo mucho tiempo queriendo dedicar tiempo de mi día a día para ir más allá de las redes y mi marca personal. Me gusta, me sigue atrayendo, pero desde hace un año necesitaba dedicar más tiempo a leer, a adquirir conocimientos que poco tuvieran que ver con mi profesión.


Quería aprender a dibujar. Quería aprender a pintar (lo difícil es encontrar el formato y la técnica). Quería seguir formándome de forma autodidacta sobre temas que están naciendo dentro de mí. Quería escribir, seguir dando forma a unos libros iniciados que nunca acaban de concretarse. Incluso quiero hacer un diario. Y lo estoy encontrando. Creo que he encontrado mi entorno perfecto para vivir mi 'Doctor en Alaska' particular.


Alguna vez explicaré aspectos de mi vida que he ido madurando en los últimos tres años y que me permiten dar pasos ahora.

15 visualizaciones

Entradas Recientes

Escribo desde un tren. No es la primera vez que escribo desde un tren. No es la primera vez, porque me gusta, porque se ha convertido casi en tradición. Cuando tengo un trayecto largo (más de tres hor

Hace unos días ya expresé algunas sensaciones sobre un viaje que voy a hacer esta semana. Y hoy vengo a expresar la misma ilusión, las mismas ganas y el mismo deseo de que llegue el momento en el que

The End of the F***ing World fue una serie que me gustó mucho. Más allá de su historia, su guión y lo que narran sus capítulos, me enamoró por su fotografía y el trato de su imagen. La primera tempora

¿Te ha gustado este post?¿Te ha gustado este post?
bottom of page