top of page

A veces no siento feedback

Voy a confesar algo fugaz, directo, incluso corto, que no había encontrado el lugar ni el formato para ello. Iré al grano. Llevo cerca de un año dándome cuenta que no siento feedback con mis seguidores. Más de 81.000 personas en mi marca personal, y cada vez más siento que esos usuarios (a los que agradezco enormemente el apoyo diario, una cosa no quita a la otra), no van en el mismo camino que yo. Y a veces me entristece.

Este post, por ejemplo. ¿Sabéis a cuánta gente va dirigido? A todos ellos, a todas ellas. Pero, ¿sabéis cuánta gente lo leerá? Ni un 5%. ¿Por qué? Porque son consumidores de contenidos fugaces, rápidos, directos. Pim, pam. ¿Leer? No es lo que predomina.

Quizás por diferencia de edad, quizás por diferencia en el modo de vida, en los valores que nos han inculcado. Quizás en la forma de ver las cosas, de pensar. No lo sé. Pero cada vez siento más pena (sin caer en el carácter triste del término) porque la marca sigue creciendo, pero no crece de forma potencial. La gente consume mis contenidos, pero no aquellos que de verdad me hacen sentirme lleno ni pleno.

Lo he aceptado, lo he asumido, y por ello sigo adelante a diario. Pero a veces, entre mis más de 80.000 seguidores, llego a sentirme «solo».

0 visualizaciones

Entradas Recientes

Cuando hace unas semanas me enteré de que Martí Perarnau volvía a ofrecernos su particular trabajo sobre la figura de Pep Guardiola, algo interesante nació dentro de mí. Si juntas un periodista con un

Esteban. Escritor. Aprendiz. Community Manager. Adulto. Fiel. De las mías, de los míos. Primo. British lover. Hijo. Fotógrafo. Diferente. Justo. Defensor ante injusticias. Lector. Soñador. Racional. H

Siempre he sido defensor de Twitter, ahora X, pero me temo que ahora su defensa se complicada. Cada vez más. Mi experiencia con esta red social ha pasado por muchísimas etapas desde 2009, cuando inici

¿Te ha gustado este post?¿Te ha gustado este post?
bottom of page