El que iba a retirarse a su casa


Wayne Rooney, herido, sobre el césped de Goodison Park (Matthew Lewis/Getty Images Europe)

Decían que Wayne Rooney iba a retirarse al hogar, allí donde creció, donde se forjó, en su zona de confort. Todo ello bajo el contexto de un bullicioso contrato económico que le haría firmar sus últimos días como profesional bañado en oro. Pero no parece ser así. Empezó con goles, dejando claro que aquellas voces que parecían sabias eran realmente ventajistas, sabiondos de la dialéctica. Durante el partido contra el Bournemouth, un duro golpe en el rostro le hizo sangrar de forma abundante, partiéndose la cara, literal, por su Everton, por el que equipo que nunca abandonó su corazón. Dicen, fue para pasar el rato, en albornoz durante el periodo invernal y en bañador y chanclas el resto del año. Pero no. Wayne Rooney es sinónimo de profesionalidad, de rendimiento, de galones, y la imagen vista en Goodison Park es el claro ejemplo de que sus valores, sea en Manchester o en Liverpool, se mantienen intactos.

#Everton #PremierLeague #Fotosconhistorias #Fútbol

Entradas Recientes

Ver todo

Sergio Ramos: llámenlo como quieran

No se llama Gareth, ni tampoco Eden. Es español, no extranjero. Y, sobre todo, recibe una permisividad mediática que todavía sigo sin entender. O más que no entenderlo, intento asimilarlo dentro de un

¿Por qué nadie se acuerda de Mohamed Salah?

Mohamed Salah es una realidad que se ha ido contrastando cada vez más en los últimos años. Su explosiva primera temporada en el Liverpool no fue fruto de la casualidad. Ni la segunda, ni la tercera, n

¿Qué le pasa a Harry Kane?

El Tottenham fue protagonista del pasado mercado de fichajes de forma secundaria. Una forma secundaria porque se convirtió en uno de los grandes focos sin actor principal. Ni ficharon grandes jugadore

¿Te ha gustado este post?¿Te ha gustado este post?