Tarde dominical para Okja


Todo tiene su momento concreto y perfecto. Este pasado domingo fue la tarde perfecta para ver la película coreana Okja, una de las últimas grandes novedades presentadas por Netflix. Tenía ganas de verla por diferentes y varios motivos. Quería verla desde el día que vi el tráiler oficial, aunque debo reconocer que me ha gustado más de lo que esperaba. Tenía una idea preestablecida y, pese a que no estaba muy alejado de la realidad, me ha sorprendido de forma positiva.

Me llamaba la atención la idea de que uno de los personajes fuera un animal fantástico, que realmente no existe. Un tipo de mascota que luego no resulta ser del todo como se espera. Me atraía la idea de que fuera un largometraje de cine coreano, que ocurría en Corea del Sur. Y evidentemente el hype creado por ser simplemente producción de Netflix ayudaba mucho a que el interés fue todavía mayor.

Como digo me sorprendió para bien. Me gustó. La recomiendo una vez vista. Me habían comentado previamente que estaba bien, que era una película interesante, pero estaba algo inflada por la gente. Partiendo de la base de que hoy en día todo aquello que no sea un 10 parece malo o dantesco, no hice mucho caso. Y, como digo, valió la pena verla.

Visualmente es preciosa. El entorno donde nace la historia con la pequeña Mija y su peculiar mascota es mágico, transmite una paz palpable, te transporta a un ambiente familiar tierno y acogedor entre la pequeña y su abuelo. Todo grabado de una forma brillante, con movimientos de cámara fluidos, con planos generales que te atrapan visualmente por el poder enriquecedor del entorno salvaje y natural.

Evidentemente, es una película que a nivel de producción y de efectos especiales ofrece una gran variedad de puntos de vista a analizar. Partiendo de la base de que uno de los grandes protagonistas es un animal que no existe en la realidad, que es virtual, el resultado es totalmente natural, visualmente perfecto, dotándole de vida a Okja, el animal gigante, que en todo momento sí te hace creer que estaba en el set de rodaje.

La historia realmente tiene un punto de vista muy interesante, ya que se trata de una crítica total hacia la sociedad de consumismo en la que no se tienen cabida sentimientos, ni siquiera de una pequeña niña que lucha por recuperar a su mejor amigo. Una multinacional quiere ganar dinero con un novedoso proyecto basado en vender carne de animales fantásticos, creando un mercado casi único en el que dominarían de forma total y absoluta.

Sin embargo, creo que existen ciertos momentos de la película en los que se presentan problemas clave que obtienen resoluciones demasiado sencillas, como resueltos para aligerar la historia. Pese a ello, la película supera las dos horas de duración.

Dicho todo esto, la recomiendo totalmente. El hype creado con Okja me parece argumentado, aunque debo decir que tenía otra idea preestablecida. Me ha gustado, pero quizás sea más tema subjetivo propio y otras personas pueden sentirse decepcionadas.

#Okja #Netflix #Cinecoreano #Recomendaciones #Series

Entradas Recientes

Ver todo

Sergio Ramos: llámenlo como quieran

No se llama Gareth, ni tampoco Eden. Es español, no extranjero. Y, sobre todo, recibe una permisividad mediática que todavía sigo sin entender. O más que no entenderlo, intento asimilarlo dentro de un

El último número de Gràffica

Esta mañana he recibido el último número de Gràffica y quiero contarte todo lo que ha pasado desde que me enteré de su lanzamiento hasta que ha llegado a mi buzón. Para empezar, me quedé fascinado, en

¿Cómo es la luz de València por la noche?

Echo de menos València casi desde el primer día en el que me trasladé a Madrid. Es tan sencillo y fácil de explicar como usar la famosa frase "Como en casa, en ningún sitio". Es la realidad. Sin embar

¿Te ha gustado este post?¿Te ha gustado este post?