La solución se llamaba Redmond


Era lunes. Tuve que organizarme el día teniendo en cuenta que la tarde-noche iría enfocada al Europeo Sub21 que se está disputando en Polonia. Hechas las faenas, los recados, me senté en mi rincón de trabajo, junto al televisor, para ver el Eslovaquia-Inglaterra, primero, y el Polonia-Suecia, luego. Pero hablaré del primero.

Inglaterra tiene una plantilla interesante, con varios jóvenes valores ingleses que ya militan en la Premier League, que tienen minutos en la élite británica, pero que por edad han sido seleccionados para el campeonato Sub21. Los 'little Three Lions' tenían una seria prueba de fuego tras el empate de la Primera Jornada. Tropezar, no ganar, supondría un importante paso atrás, casi virtualmente dejarles fuera en apenas 2 partidos. Y la tarde empezó mal. Empezó mal porque un gran remate de Chrien tras un saque de esquina serviría para que el combinado polaco batiera a Pickford (en el foco mediático tras su fichaje por el Everton previo pago de 30 millones). Sin embargo, Inglaterra tenía un as en la manga. Una solución brillante. Una alternativa que no había tenido protagonismo en el primero tiempo y que, por suerte para ellos, apareció tras el descanso.

La clave tenía nombre y apellido: Nathan Redmond. El futbolista inglés del Southampton ha sido una de las grandes sensaciones de la Premier League (seguramente junto a su compañero Ward-Prowse), obteniendo incluso el premio de ir convocado por Southgate en el combinado absoluto. Pero por edad, era seleccionable para Inglaterra en este campeonato. Y ahí estaba, ahí estuvo frente a Polonia.

Fue clave en la segunda parte. Una vez encontró huecos, una vez despertó su juego, Redmond empezó a brillar para que Inglaterra acabara remontando. Fue de forma rotunda, contundente. En apenas 15 minutos (del 45 al 60) los ingleses remontaban a Eslovaquia gracias a los goles de Mawson y Redmond para sellar una victoria que, a falta de una jornada, les convierte en líderes del Grupo A. La tarde se presentaba importante, seria, y pasó de la tragedia tras el 1-0 polaco hasta la gloria del 2-1 que les permite depender de sí mismos para ser primeros de grupo y sellar, así, el pase a Semifinales.

Redmond es una de las grandes joyas de este combinado británico. Por experiencia, una de las referencias, uno de los líderes, y frente a Eslovaquia hizo acto de presencia cuando los ingleses estaban contra las cuerdas, cuando virtualmente estaban eliminados, cuando más le necesitaban.

La solución se llamaba Redmond.

#NathanRedmond #Southampton #Inglaterra #EuroSub21 #Fútbol

Entradas Recientes

Ver todo

Sergio Ramos: llámenlo como quieran

No se llama Gareth, ni tampoco Eden. Es español, no extranjero. Y, sobre todo, recibe una permisividad mediática que todavía sigo sin entender. O más que no entenderlo, intento asimilarlo dentro de un

¿Por qué nadie se acuerda de Mohamed Salah?

Mohamed Salah es una realidad que se ha ido contrastando cada vez más en los últimos años. Su explosiva primera temporada en el Liverpool no fue fruto de la casualidad. Ni la segunda, ni la tercera, n

¿Qué le pasa a Harry Kane?

El Tottenham fue protagonista del pasado mercado de fichajes de forma secundaria. Una forma secundaria porque se convirtió en uno de los grandes focos sin actor principal. Ni ficharon grandes jugadore

¿Te ha gustado este post?¿Te ha gustado este post?