Un poco de respeto para Gareth Bale


Gareth Bale dejará este verano el Real Madrid de forma definitiva. Tras su salida al Tottenham en calidad de cedido hace un año, ha cumplido su contrato oficialmente y, tras no llegar a ningún tipo de acuerdo, dirá adiós al combinado madridista.


Bale ha sido uno de los jugadores más exitosos de la historia del Real Madrid. Su palmarés se tintó en tonos dorados como blanco y los grandes logros de su carrera profesional los ha conseguido en el Santiago Bernabéu.


Sin embargo, pese a ser un futbolista laureado, ha salido por la puerta de atrás, siendo ninguneado, dejando claro que la opinión pública ha tirado por tierra su figura. Pero, por suerte para muchos, no ha destrozado su fútbol. El galés sigue siendo un buen futbolista, un jugador completo, con una pierna izquierda a la altura de muy pocos en Europa y uno de los más determinantes del planeta.

A muchos les dolerá reconocerlo. Al menos públicamente. Quiero pensar que esa es la causa. El qué dirán, el postularse a favor de una opinión que socialmente quizás no esté bien vista del todo. Porque si no es así, si realmente piensan que Bale es un jugador mediocre, poco profesional, incluso malo, suena muy decepcionante.


Gareth Bale es uno de los jugadores más importantes que han pasado por el vestuario madridista. Hablar de su palmarés como argumento puede ser tan válido como desvirtualizado. Es cierto que no ha tenido regularidad, que su protagonismo ha acabado siendo algo cercano a lo nulo. Es verdad que su aportación al equipo ha ido de más a menos.

Pero también es cierto que ha estado en las grandes fotos del club, en las grandes citas ha aparecido, y teniendo en cuenta la relación minutos/goles/asistencias su rendimiento ha sido mucho mejor de lo que se ha vendido, expuesto y narrado.

Se ha sido muy injusto con Gareth. Se ha sido terriblemente injusto con Bale. Es la realidad. Se le ha criticado excesivamente. Se le ha puesto en la diana porque era extranjero. Es duro decirlo así, pero es lo cierto. Otros jugadores, con menor relevancia, peor aportación y menos protagonismo, curiosamente españoles, han pasado más desapercibidos.

Se ha acusado al galés de reírse del club. ¿Alguien puede mostrarme una prueba real de tal acusación? Dejando a un lado las amarillistas acusaciones y debates estériles de cierto sector de la prensa, ¿alguien puede ofrecer una prueba real? Lo dudo. Habrá ejemplos, pero todos recortados, editados, enfocados, con un tono circense.


Es un poco curioso, me permitirán, su rendimiento. Líder absoluto, con protagonismo altísimo, siendo el capitán y faro de Gales. Jugador totalmente secundario, con pocos minutos, con poca regularidad, en el Real Madrid.


¿Qué pasa? ¿Por qué se deben estas gigantescas diferencias de las dos etapas más importantes de Bale en la última década? Algo debe pasar. Algo raro, curioso, para analizar. Algo que están maquillando, editando, manipulando incluso.


Se ha sido terriblemente injusto, insisto, con él. Es un jugador descomunal. Es un futbolista especial. Es un atacante completísimo. Es un líder nato.

1 visualización

Entradas Recientes

El Valencia no atraviesa el mejor momento de su historia. Ni deportiva ni institucionalmente. Su actual etapa genera más dudas que argumentos sólidos, más preguntas que respuestas, más incerteza que i

¿Te ha gustado este post?¿Te ha gustado este post?