Que alguien pare esto


Me considero un amante del fútbol. Ha estado presente en algunos de los momentos más felices de mi vida. Siempre ha sido un buen compañero de viaje. Y como yo, millones de aficionados en el mundo. Pero igual que confieso lo anterior debo postularme a favor de las siguientes líneas.


La pandemia empieza a coger protagonismo nuevamente en el mundo del fútbol. Durante las últimas semanas han sido noticia casos positivos de jugadores, entrenadores y profesionales del fútbol en una gran cantidad de países. Es el reflejo de un problema que, pese a que se nos olvide, sigue ahí. Y sigue ahí ganando terreno, haciéndose con cada vez más eco mediático.

Está ocurriendo en las grandes ligas, pero en Inglaterra, en la Premier League, el descontrol empieza a reflejarse de forma preocupante. El país británico está viviendo uno de los peores momentos desde el comienzo de la pandemia en aquel ya lejano, pero fatídico, mes de marzo de 2020.

Inglaterra está firmando registros históricos, batiendo cifras día tras día y la situación sanitaria está afectando (como es normal) al mundo del fútbol.


En las últimas semanas han salido a la luz de forma oficial brotes en vestuarios como el Tottenham, Manchester United, Watford, Aston Villa y Leicester, en Premier League, y Queens Park Rangers, en Championship. Jugadores, técnicos, ayudantes y demás profesionales que confeccionan los clubes.

Y las consecuencias, de forma lógica y esperada, están siendo multitud de encuentros suspendidos. La suspensión es lo más normal del mundo. Hay que prevenir, hay que instalar medidas y hay que intentar parar los casos.

Sin embargo, el volumen de brotes, la cantidad de casos, empieza a ser demasiado serios como para dejarlo estar. El fútbol inglés comienza a pender de un hilo. Un hilo que separa dos puntos opuestos: seguir o parar.

¿Debe la Premier League parar hasta estabilizar un poco la situación? Personalmente, no me gustaría volver a esa situación de llegar a un viernes y saber que no hay fútbol. Pero, evidentemente, sería lo lógico, sería lo razonable y todo lo que no fuera suspender temporalmente el torneo sería ir contra cualquier pensamiento ético.

Y, sobre todo, porque si todas las semanas se van a ir sumando partidos aplazados al final va a convertirse en un caos deportivo, puede convertirse en un rompecabezas complicado de organizar para completar el total de los encuentros previstos.

Muchos piden que la Premier League pare temporalmente, pero muchos otros afirman que debe aguantar hasta el próximo fin de semana porque se disputará el romántico y esperado Boxing Day. Una de las jornadas de más peso social, histórico y deportivo en las islas. Una cita esperada por conocidos y extraños, pero que podría no disputarse finalmente si la situación de casos sigue creciendo en próximos días.

¿Debe la Premier League parar temporalmente? ¿Debe el campeonato coger las riendas de la situación y evitar que la situación vaya a más? Personalmente, tengo algo muy claro. Que alguien pare esto.

0 visualizaciones

Entradas Recientes

El Valencia de Gattuso está firmando un mejor inicio de lo esperado. Sin aspirar a grandes objetivos domésticos, las primeras semanas de temporada están dejando un factor muy brillante e importante pa

Darwin Núñez se convirtió en uno de los fichajes más destacados del pasado mercado de fichajes. El Liverpool, con su incorporación, firmaba a uno de los delanteros más en forma del fútbol europeo en l

Thomas Tüchel dejó de ser oficialmente técnico del Chelsea. Una salida tan inesperada como sorprendente, tan injusta como desmedida. Una salida que deja en una situación muy cuestionable de Todd Boehl

¿Te ha gustado este post?¿Te ha gustado este post?