Pep Guardiola lo ha vuelto a hacer


Pep Guardiola sigue demostrando que es el mejor entrenador del mundo. Y si no lo es, muy cerca está de ello. Uno de los pocos entrenadores que brilla casi de forma constante en la última década. Unos van, otros vienen. Algunos van y vienen. Pero Pep siempre está ahí dejando píldoras, registros, datos, anécdotas, recuerdos.

Guardiola ha vuelto a demostrar que es un entrenador especial. Actualmente, tiene el récord de victorias ligueras seguidas en España, Alemania e Inglaterra. Un registro extraordinario, mayúsculo. Objetivamente impecable.

Y da igual lo que digan sus detractores. Ya tienen ellos suficiente trabajo para seguir creando argumentos, invenciones o falacias. No odian a Guardiola. Quieren creer que le odian por una etapa de sus vidas que todavía siguen sin superar. Eso, o por razones que obviamente sobresalen de lo puramente futbolístico y que son problemas verdaderamente preocupantes relacionados a racismo, política y demás. Futbolísticamente no le odian. Es imposible que odien al Guardiola entrenador cuando jamás habrán visto un técnico mejor que él.

El Manchester City vuelve a resurgir para ser nuevamente candidato número uno a ganar la Premier League esta temporada. Tras un inicio dubitativo, con varios tropiezos que parecían dejarles fuera de la batalla, una espectacular racha de resultados ha hecho que los Sky Blues de Manchester ya sean los sólidos líderes del campeonato. Han vuelto. Son ellos. El equipo imparable, que genera elogios, que genera impotencia en sus rivales y que suman 14 victorias seguidas. De hecho, no pierden un partido oficial desde noviembre.

Guardiola lo ha vuelto a hacer. Cuando muchos ya se relamían tras no haber ganado la pasada Premier League y ver su inicio de temporada, vuelve al ataque, renace de sus cenizas como el Ave Fénix. Es la metáfora perfecta. Insisto. Muchos van, muchos vienen, pero pocos son los que consiguen caer y volver a levantarse una y otra vez. Mientras muchos logran tocar el cielo y desaparecen de la escena competitiva durante años, el de Sampedor parece constante.

El Manchester City vuelve a firmar su ritmo imperial para intentar aspirar al trono doméstico en este 'nuevo' fútbol que genera menos pasiones por la distancia impuesta por la COVID-19. Y todo apunta a que en el Etihad Stadium puede estar fabricando un nuevo título liguero para su palmarés. Queda mucho todavía, pero la distancia respecto al segundo clasificado sumado a su partido pendiente por disputar hace que los Sky Blues ya sueñen con el romántico trofeo del fútbol inglés.


Entradas Recientes

Ver todo

Sergio Ramos: llámenlo como quieran

No se llama Gareth, ni tampoco Eden. Es español, no extranjero. Y, sobre todo, recibe una permisividad mediática que todavía sigo sin entender. O más que no entenderlo, intento asimilarlo dentro de un

¿Por qué nadie se acuerda de Mohamed Salah?

Mohamed Salah es una realidad que se ha ido contrastando cada vez más en los últimos años. Su explosiva primera temporada en el Liverpool no fue fruto de la casualidad. Ni la segunda, ni la tercera, n

¿Qué le pasa a Harry Kane?

El Tottenham fue protagonista del pasado mercado de fichajes de forma secundaria. Una forma secundaria porque se convirtió en uno de los grandes focos sin actor principal. Ni ficharon grandes jugadore

¿Te ha gustado este post?¿Te ha gustado este post?