Mis decepciones en la Premier League


Llevamos ya las suficientes jornadas ligueras en Inglaterra para sacar las primeras conclusiones firmes, sólidas y argumentadas. Es por ello que en las siguientes líneas quiero expresar y confesar algunas decepciones en materia deportiva que se han ido sucediendo en las últimas semanas.

Gareth Bale: es uno de mis jugadores favoritos, pese a todo, y por ello creía que su vuelta a Inglaterra crearía el escenario perfecto para verle de nuevo en acción. Pero no. Está teniendo muchos menos minutos de los esperados y la sensación de pasividad en torno a su figura está siendo decepcionante. Sólo hay una cosa que parece haber cambiado respecto al Real Madrid: el equipo donde está.

Timo Werner: me parecía un fichaje extraordinario. Por cualidades, por precio y por el movimiento de mercado adelantándose a un rival directo como el Liverpool. Parecía la operación perfecta. Pero no. Es cierto que no juega en su posición más fructífera, pero su inicio de liga dejó esperanzas a que su fichaje fuera como lo deseado. Pero no, insisto. Sus cifras goleadoras son pobres, sólo algo destacables en partidos coperos cuyo foco es menor, e incluso con algunas suplencias. Decepcionantes, por ahora, sus primeros meses en Inglaterra.

Willian: pensaba que estábamos ante uno de los fichajes del verano en la Premier League. Por su calidad conocida, por el estado de forma que había vivido en el Chelsea y porque llegaba gratis. Tenía un gran margen para triunfar, para que fuera positivo, y muy poco espacio para la decepción. Pues sí. Está decepcionando. Su rendimiento está siendo muy escaso, muy pobre. Su aportación en el Arsenal está a años luz de la pasada temporada e incluso Mikel Arteta le ha sentado en más de un partido. Un chafón.

Adam Lallana: parecía estancado en el Liverpool y la oportunidad que se le presentaba en Brighton parecía un escenario ideal para volver a ver a ese jugador determinante que enamoró hace años. Pero no. Su rendimiento está siendo bastante normalito, sin destellos, incluso con algunas suplencias. Una situación que empieza a dejar claro que su desaparición en Anfield tenía una base sólida y no era una simple decisión técnica.

Frank Lampard: tenía un gran reto por delante esta temporada y creo que ha tomado decisiones que han perjudicado al Chelsea. Esta temporada tenía para él una enorme relevancia. El contexto era casi antagónico respecto a la pasada temporada y la exigencia era altísima. Y ahí están saliendo sus problemas. Creo que no está sabiendo gestionar alertas como las de Kepa, como las del rendimiento de jugadores como Havertz, la de seguir empeñado en colocar a Werner fuera de su posición. Insisto. Tenía un reto mayúsculo y en estos primeros meses le están dejando retratado. El nivel liguero del Chelsea está dejando mucho que desear y, personalmente, me está decepcionando.

Knockaert: quería verle en acción de nuevo en la élite. Me sorprendió en su día que se marchara al Fulham cuando todavía estaban en Championship, pero consciente de su calidad era un jugador a tener muy en cuenta. Cuando se confirmó la vuelta de los londinenses a la Premier League, pronto pensé en su nombre. Pero (casi en la línea de su equipo) su temporada está siendo gris, muy normalita.

Rodrigo: me parecía un fichaje interesante. Su rendimiento en Valencia había sido lo suficientemente importante como para que su traspaso al fútbol inglés fuera al menos digno de ser seguido de cerca. Pero me está decepcionando. Sobre todo, por la irregularidad, por la falta de rendimiento. Tiene minutos, juega, tiene protagonismo, pero ni mucho menos el esperado, ni mucho menos cumpliendo expectativas. Su adaptación a la Premier League no está siendo como se esperaba.

Thiago Alcántara: estaba convencido de que era uno de los grandes fichajes de la temporada. Siempre me ha gustado Thiago. Incluso antes de ser mainstream, cuando afirmaban las voces sabias de lugar que perdía muchísimos balones y hacían caso omiso a su extraordinaria técnica y a su precisa visión de juego. Como digo, tengo razones firmes para asegurar que está siendo una decepción. Es objetivo. Es real. Pero no por falta de adaptación ni por términos deportivos. Es un jugadorazo, pero no ha tenido regularidad por problemas físicos y por la COVID-19. Eso sí. Una vez recuperado, retomo mis esperanzas de verle en acción.

van de Beek: reconozco que me están decepcionando, en general, todas aquellas perlas del Ajax que nos enamoraron hace un par de temporadas. Quizás, el único que se salva pueda ser de Jong en el Barcelona, pero poco más. En términos personales, claro. Por ello, el fichaje de van de Beek sí me parecía interesante para este Manchester United que iniciaba la temporada con las mismas sensaciones dubitativas de años anteriores. Pero, ahora, meses después, el fichaje del neerlandés me produce lo comentado. Decepción. Eso sí, creo que no es culpa suya. No tiene minutos. No tiene continuidad. No es titular y suele tener oportunidades en minutos sin transcendencia alguna. Insisto. No es culpa suya, lo que hace que me pregunte si realmente era un fichaje deseado por el técnico o una decisión de club.

Entradas Recientes

Ver todo

¿Cuánto vale realmente Harry Kane?

Harry Kane parece estar destinado a ser uno de los grandes fichajes del verano. El delantero inglés del Tottenham tendría decidido, según apuntan las informaciones en Reino Unido, dejar el club tras v

¿Por qué tantas críticas a la Premier League?

Ha vuelto a ocurrir. Con algo más de un mes para el final del mercado de fichajes, la Premier League vuelve a colocarse como la referencia a nivel económico y lidera la lista de desembolso monetario e

¿Te ha gustado este post?¿Te ha gustado este post?