Mi favorito para ganar la Champions


Llega uno de los grandes eventos de la temporada. Con permiso de la Eurocopa, la gran cita del año. La copa de Europa buscará su nuevo campeón con una Final inglesa en Oporto (finalmente ni Estambul, ni Londres) que planteará una muy apetecible batalla entre Manchester City y Chelsea.


Ambos equipos tienen dos puntos en común que han marcado de forma rotunda su temporada: un mal inicio de temporada y un año 2021 a la altura de muy pocos. La Final de la Champions supondrá una cita maravillosa de fútbol que hará sufrir a los aficionados Sky Blues y Blues, pero que enamorará a los fans que verán el encuentro desde la distancia emocional que permite la neutralidad.


Pep Guardiola tiene una oportunidad histórica. La copa de Europa es uno de los grandes logros de su trayectoria como entrenador, pero aquel año 2011 ya queda muy lejos. Una década a la que sus haters se aferran como agua de mayo siempre para echar por tierra (lo intentan, porque no lo consiguen) los logros del catalán. Llegó a Manchester para dar un salto de calidad más allá de las islas británicas. Ha conseguido retos enormes, pero ganar esta Champions es la oportunidad perfecta para ser considerado el mejor entrenador de la Historia.

Frente a Guardiola, un Thomas Tüchel que ha conseguido en Stamford Bridge una posición de comodidad perfecta para explotar a las mil maravillas su filosofía de fútbol. El alemán disputará su segunda Final europea consecutiva (junto a Thiago Silva, jugaron la pasada temporada con el PSG) y puede tener una oportunidad única para entrar en la historia del fútbol europeo. Su Chelsea es un equipo duro de roer, complicado a la hora de ser batido y eso le ha permitido construir un equipo sólido, un bloque unificado, que le ha colocado en la gran cita continental de clubes del año.

Una batalla táctica de dos entrenadores extraordinarios. Un duelo entre dos plantillas estratosféricas. Un enfrentamiento entre propietarios que tienen el dinero como castigo. Y si a eso le sumamos una copa de Europa en juego, el resultado sólo puede ser épico.

Mi favorito: confío en el bloque del Chelsea. Sus cifras son defensivamente demasiado serias como para dejarlas a un lado y olvidarnos. Pero el Manchester City creo que es el mejor equipo del mundo actualmente. Por estado de forma, por sus cifras, por la profundidad de banquillo, por su entrenador, por la histórica oportunidad que tienen ante ellos. Creo que el Manchester City tiene ante sí un escenario del que pueden arrepentirse si no aprovechan la invitación única que tienen ante ellos. El gran sueño, el gran deseo, incluso la obsesión. La forma perfecta para cerrar el círculo. Ojalá el Chelsea, pero creo que no dar como favorito al Manchester City sería ir contra la lógica.

Entradas Recientes

Ver todo

Sergio Ramos: llámenlo como quieran

No se llama Gareth, ni tampoco Eden. Es español, no extranjero. Y, sobre todo, recibe una permisividad mediática que todavía sigo sin entender. O más que no entenderlo, intento asimilarlo dentro de un

¿Por qué nadie se acuerda de Mohamed Salah?

Mohamed Salah es una realidad que se ha ido contrastando cada vez más en los últimos años. Su explosiva primera temporada en el Liverpool no fue fruto de la casualidad. Ni la segunda, ni la tercera, n

¿Qué le pasa a Harry Kane?

El Tottenham fue protagonista del pasado mercado de fichajes de forma secundaria. Una forma secundaria porque se convirtió en uno de los grandes focos sin actor principal. Ni ficharon grandes jugadore

¿Te ha gustado este post?¿Te ha gustado este post?