La temporada triunfal de Mikel Arteta


El Arsenal es uno de los equipos ingleses que encaran el final de la presente temporada con más ilusión, ganas, altas expectativas y motivación.

Es una realidad. El conjunto londinense no pelea por el título, pero tiene el objetivo de la cuarta plaza como un caramelo tan dulce que gusta a cualquier aficionado Gunner que siga de cerca la dinámica deportiva del equipo y, sobre todo, el escenario que ya se presenta en el horizonte.


El Arsenal tiene en su mano ser cuarto clasificado. Una cuarta posición, lo importante, que les daría derecho total y absoluto para poder disputar la próxima edición de la Champions Legue. Una consecución que puede resultar menor, pero que en el caso del conjunto inglés se ha convertido en un premio esperado, muy deseado, para volver a la máxima competición continental cinco temporadas después.

Desde el año 2016, el Arsenal no disputa la Copa de Europa. Una sequía que dura ya demasiado porque precisamente el combinado del Norte de Londres pecaba precisamente de eso y por lo que les habían llegado a etiquetar de equipo que no aspiraba a más de esa cuarta posición que, ahora, se ha convertido en un sueño para la parroquia local. Aquello que se convirtió en rutina total, ahora es el gran deseo.

Y por encima de todo el contexto, Mikel Arteta. La figura del técnico vasco ha sufrido una metamorfosis absoluta respecto al comienzo de temporada y le permite ser considerado la pieza clave y total del fantástico estado de forma del equipo.

La presente temporada no comenzó bien, no inició como se esperaba, no echó a rodar de la mejor de las formas. La dinámica del equipo era totalmente inesperada en términos negativos, pero pasaron las semanas, pasaron las jornadas, y el Arsenal ha conseguido volver a consagrarse en la zona alta.


El vestuario está absolutamente al lado del técnico y el rendimiento del equipo es, por fin, tan positivo que le coloca como el gran favorito para ser cuarto. No sólo está por encima de rivales como West Ham o Manchester United, sino que además lo ha conseguido teniendo partidos pendientes, por disputar, que podrían traducirse en puntos que abrirían todavía más la distancia respecto a sus perseguidores. Eso sería el paso de gigantes hacia adelante para conseguir disputar la próxima temporada la Liga de Campeones.

Sólo el Tottenham se encuentra en una situación similar respecto a partidos aplazados por disputar, pero con la diferencia respecto a sus vecinos londinenses de que tienen una distancia importante. Es decir, en caso de que ambos consiguieran pleno de puntos en sus citas pendientes, lo cierto es que a los Spurs sí quizás les valdría para adelantar a West Ham y Manchester United, pero en principio no al Arsenal.


Mikel Arteta está firmando su primera gran temporada positiva en términos generales. Es cierto que ya consiguió títulos que le permitieron ganarse la confianza y afecto de todos en el Emirates Stadium, pero la irregularidad de la fase final de la pasada temporada y el mal inicio liguero este curso hizo que su brillo se difuminara.


El técnico vasco no sólo se ha elevado en los banquillos gracias al buen rendimiento del equipo, sino que ha tomado una decisión tan importante como exigente. Aubameyang fue apartado a finales de 2021 por una supuesta indisciplina que, finalmente, provocó que jamás volviera a lucir los colores del Arsenal.

¿Qué ocurrió entonces? Que el equipo no sólo no notó su ausencia, sino que además comenzó a firmar semanas brillantes que le permiten ahora ser considerado el gran opositor a la cuarta plaza y, como se descuide el Chelsea, quizás incluso podría optar de forma épica a la tercera plaza.


Dicho esto, el Arsenal está viviendo las últimas semanas de una temporada que, por fin, todo parece indicar, podría volver a la Champions League y lo está haciendo, entre otros aspectos, gracias a un Mikel Arteta que está brillando con luz propia por la efectiva gestión del vestuario y de una toma de decisiones totalmente efectiva.

1 visualización

Entradas Recientes

El Valencia de Gattuso está firmando un mejor inicio de lo esperado. Sin aspirar a grandes objetivos domésticos, las primeras semanas de temporada están dejando un factor muy brillante e importante pa

Darwin Núñez se convirtió en uno de los fichajes más destacados del pasado mercado de fichajes. El Liverpool, con su incorporación, firmaba a uno de los delanteros más en forma del fútbol europeo en l

Thomas Tüchel dejó de ser oficialmente técnico del Chelsea. Una salida tan inesperada como sorprendente, tan injusta como desmedida. Una salida que deja en una situación muy cuestionable de Todd Boehl

¿Te ha gustado este post?¿Te ha gustado este post?