Aprobado con nota para Bordalás


José Bordalás es uno de los técnicos más seguidos y relevantes del fútbol español desde hace muchos años. Seguido y relevante en todos sus puntos de vista, puesto que su filosofía de juego siempre ha sido tema de debate.


El técnico valenciano fue el elegido del Valencia el pasado verano para convertirse en nuevo entrenador tras el adiós de Javi Gracia y en un contexto histórico del equipo no brilla precisamente por ser el mejor.


Sin duda alguna, un paso adelante en su carrera deportiva. En Getafe era muy admirado, querido, apoyado y seguido, pero lo cierto es que sus éxitos no fueron demasiado altos en lo que a palmarés y consecuciones se refiere.


En Mestalla conseguiría un cargo muy importante para su carrera deportiva. Dirigir al Valencia era un deseo personal, como confesó en su presentación, es valenciano, conoce el entorno, la ciudad y, evidentemente, aceptó de buen agrado.


La situación institucional no era la mejor. Los precedentes en el banquillo habían sido tensos, sin el apoyo máximo de la grada. Sin embargo, Bordalás llegaría con una reconversión popular sobre su figura. Durante su etapa en Getafe no era precisamente un entrenador querido en la capital del Turia. Pero, evidentemente, desde el primer momento en el que nacieron los rumores de su llegada, muchos aficionados afirmaron que mejor tenerle en casa que no fuera.


Su resquemor hacia Bordalás nacía en lo complicado que era hacerles frente y, por ello, de esa impotencia, se instalaba el chip de su terrible competencia. Era una especie de piropo secundario que reflejaba la admiración interna hacia ese entrenador que siempre complicaba tus aspiraciones.


El técnico está firmando un buen primer curso como valencianista. Es la realidad. La situación del club no es la mejor, el verano no se tradujo en los fichajes deseados por el staff técnico y la plantilla no parecía ser, precisamente, la más competitiva en la historia del club.


Sin embargo, en este escenario tan dubitativo, tan complicado, tan irregular en la dinámica del equipo, lo cierto es que el Valencia de Bordalás está aprobando su nota esta temporada. Evidentemente, fuera del contexto actual, lo cierto es que no está a la altura de la historia del club, pero cuando se escarba en el escenario, en la realidad y actualidad del club, el aura cambia.


El Valencia está firmando un buen curso deportivo.


Sin tener la mejor plantilla de su historia han conseguido volver a una Final de Copa del Rey tras un doble partido ante el Athletic Club en el que quizás no llegaron como favoritos y consiguieron salir adelante con personalidad, con carácter y con una valentía que volvió a enamorar y hacer olvidar la situación institucional a un estadio de Mestalla que vibró como hacía meses (incluso años) que no lo hacía.


En LaLiga no están firmando la mejor de las temporadas, pero existen apuntes que pueden ser positivos. Seguramente, han firmado su permanencia. Una afirmación que puede resultar surrealista conociendo el potencial histórico del equipo, pero su contexto actual es el vigente y por el que hay que valorar todo. Pero es la realidad. El Valencia, en una dinámica irregular, no parece que tendrá consecuencias negativas a final de temporada y, además, sigue latiendo un sentimiento de poder seguir aspirando a alguna de las plazas europeas que están en juego.


¿Está siendo una buena temporada del Valencia? No está siendo la mejor. ¿Está siendo una mala temporada? No. Ni una cosa ni otra. Evidentemente, no es la más gloriosa ni positiva que los valencianistas recuerden, pero analizando el contexto, el punto de partida, el día a día, lo cierto es que es mucho mejor de lo que puede parecer.

Bordalás ha aprobado en su primer año como técnico valencianista. Pase lo que pase en la Final copera. Ha aprobado porque no tiene, seguramente, el proyecto más fácil y sencillo de su carrera como técnico y es ahí donde nace el elogio y la valoración a su trabajo.

1 visualización

Entradas Recientes

El Valencia de Gattuso está firmando un mejor inicio de lo esperado. Sin aspirar a grandes objetivos domésticos, las primeras semanas de temporada están dejando un factor muy brillante e importante pa

Darwin Núñez se convirtió en uno de los fichajes más destacados del pasado mercado de fichajes. El Liverpool, con su incorporación, firmaba a uno de los delanteros más en forma del fútbol europeo en l

Thomas Tüchel dejó de ser oficialmente técnico del Chelsea. Una salida tan inesperada como sorprendente, tan injusta como desmedida. Una salida que deja en una situación muy cuestionable de Todd Boehl

¿Te ha gustado este post?¿Te ha gustado este post?