5 horas

Era viernes por la tarde. Había tenido problemas esta semana para poder publicar el vídeo semanal en YouTube por la baja señal de Internet. De hecho había dejado estar ya el tema porque era prácticamente imposible. A una mala conexión se le sumaba que se trataba del vídeo más largo y más pesado, seguramente, del año. Una mezcla que había hecho imposible compartir este vídeo.

Sin embargo, me enteré que había otra conexión en el lugar donde me encuentro y decidí probar suerte. La encontré. Hubo suerte. Publiqué el vídeo. Pero tras una auténtica odisea y una auténtica locura. ¿Por qué lo hice? Seguramente porque me debo a una gente que me apoya a diario de una forma desmedida y estaba en deuda con ellos y ellas. Así de sencillo.

Llegué al bar del pueblo sobre las 18:00 Horas y al ver que la conexión era mejor que la del otro día, probé suerte. Pronto me di cuenta que se estaba subiendo. Lentamente, pero se estaba subiendo el vídeo al canal, por lo que dejé que trabajara en segundo plano mientras yo pasaba el rato con un par de conocidos. Sin embargo, lo que empezó a media tarde acabaría 5 horas después, ya de noche, teniendo que cenar ahí, y compartiendo la anécdota con todo aquel que se acercaba con curiosidad para ver qué hacía allí, y sobre todo tanto tiempo.

Pero lo conseguí. He subido un vídeo muy importante para mí por la temática y el contenido. Objetivo cumplido. Mañana domingo será publicado y esperaré, como siempre, la acogida. La cara oculta del creador que nadie ve, como comenté hace unos días.

Entradas Recientes

Ver todo

El último número de Gràffica

Esta mañana he recibido el último número de Gràffica y quiero contarte todo lo que ha pasado desde que me enteré de su lanzamiento hasta que ha llegado a mi buzón. Para empezar, me quedé fascinado, en

¿Cómo es la luz de València por la noche?

Echo de menos València casi desde el primer día en el que me trasladé a Madrid. Es tan sencillo y fácil de explicar como usar la famosa frase "Como en casa, en ningún sitio". Es la realidad. Sin embar

¡Lo han robado!

Desde hace un tiempo soy cliente de 'La Peliculera', una tienda de fotografía que tengo cerca de casa en Madrid. Es un lugar pequeño, pero coqueto, donde disfruto cada vez que paso por allí. Se respir

¿Te ha gustado este post?¿Te ha gustado este post?