Vuelven las ligas, por fin


Normalmente, cuando hay parón de selecciones, suele decirse que vuelve el fútbol cuando las ligas se reactivan. Tras los partidos internacionales se reactivan los partidos ligueros y muchos afirman de forma rotunda que vuelve el fútbol. ¿El fútbol de selecciones no es fútbol? Seguramente sí, pero se impone otro contexto. El gran calendario inunda anualmente con partidos domésticos y continentales a nivel de clubes, y evidentemente se convierten en el gran producto de consumo masivo para los aficionados al fútbol.

Las selecciones son fútbol, pero ni siquiera para los medios de comunicación es algo relevante. No venden tanto. Y entonces, magia. Una basura mágica, eso sí. Las grandes ligas pararon el pasado fin de semana para la disputa de varias jornadas de clasificación para el próximo mundial de Rusia, en 2018, y parece ser que para muchos no eran lo suficientemente relevantes. A partir de ahí, polémicas artificiales, pre-fabricadas, con ese sabor del arroz tres delicias de sobre, que está bueno, entretiene, pero sabes que es 'falso'. Pues así con los últimos días de la prensa y medios de comunicación.

Temas de actualidad absurdos, polémicos, donde se repiten a diario los mismos titulares pero maquillados, donde las redacciones acaban con cierto olor a aceite frito, a churrería, viendo cómo los refritos inundan nuestra actualidad informativa a nivel deportivo. ¿Os suena alguna polémica que ha pasado estos días en el FC Barcelona con Josep Maria Bartomeu? Seguramente sí, ¿cierto? Un monotema dañino, polémico, que ha estado inundando nuestras televisiones, nuestros periódicos, nuestros programas radiofónicos de cabecera, nuestros timelines en redes sociales. Neymar, Iniesta, Piqué, Messi... Temas para aburrir, y precisamente acabó pasando eso, que ha sido totalmente aburrido, repelente, creando una pereza considerable.

Vuelven las grandes ligas y con ellas se borrarán del mapa estos temas de actualidad absurdos. Absurdos, ya que de tener más temas de actualidad deportiva (y en consecuencias más variedad para crear polémicas) ganará terreno a monotemas que han acabado aburriendo y que, con la normalidad impuesta, no tendrán hueco en el escaparate. O sí, porque hoy en día lamentablemente existe un descontrol preocupante.

Eso sí, habrá fútbol de clubes, estarán de nuevo activas las grandes ligas, con la Champions League a la vuelta de la esquina, y el menú de entretenimiento para el aficionado será mucho más amplio y los contenidos de dudosa calidad podrán ser elegidos, o descartados, según el gusto del consumidor.

Vuelven las ligas, por fin.

#Fútbol #Reflexiones

Entradas Recientes

Ver todo

Sergio Ramos: llámenlo como quieran

No se llama Gareth, ni tampoco Eden. Es español, no extranjero. Y, sobre todo, recibe una permisividad mediática que todavía sigo sin entender. O más que no entenderlo, intento asimilarlo dentro de un

¿Por qué nadie se acuerda de Mohamed Salah?

Mohamed Salah es una realidad que se ha ido contrastando cada vez más en los últimos años. Su explosiva primera temporada en el Liverpool no fue fruto de la casualidad. Ni la segunda, ni la tercera, n

¿Qué le pasa a Harry Kane?

El Tottenham fue protagonista del pasado mercado de fichajes de forma secundaria. Una forma secundaria porque se convirtió en uno de los grandes focos sin actor principal. Ni ficharon grandes jugadore

¿Te ha gustado este post?¿Te ha gustado este post?