Carta abierta a David Villa


Hola David.

Soy un aficionado al fútbol que creció con tu fútbol, con tus goles, con tus etapas en Zaragoza y Valencia, sobre todo, para luego verte en Barcelona y Madrid, con tus grandes noches que nos llevaron a la gloria europea y mundial con la Selección Española.

Ahora te veo en Estados Unidos, el país del sueño americano, donde se consiguen grandes cosas, donde muchos sueños se consagran. Ahora te veo en una liga que, dicen, es menor, en una ciudad que debe ser brutal como es New York. Te veo desde la distancia, te sigo de madrugada muchas veces y veo que sigues siendo ese delantero innato del gol, ese jugador que no tiene amigos dentro del área, que mantienes ese olfato goleador que te ha llevado a ser considerado uno de los mejores jugadores de la historia del fútbol español.

Leo muchos comentarios que buscan menospreciarte porque “sólo es la MLS”, porque “En Estados Unidos soy bueno hasta yo”. Y me duele. Me duele porque quieran tirar tu gran trabajo por el suelo, aunque creo que no lo consiguen. Pero también me duele por esas personas que tienden a menospreciar y escupir hacia todo aquello que triunfa, que funciona, que rinde. Estás en Estados Unidos, en un campeonato liguero que seguramente no sea el mejor del mundo, pero desde tu llegada sigues demostrando ese carácter competitivo y goleador que te llevó a ser referencia absoluta en la delantera de la mejor generación de futbolistas españoles de la Historia. Hiciste historia y eso nadie lo olvidará jamás.

Crecí con tu dorsal 7, con tus peinados, con tu estilo de moda. Fuiste un referente en una de las etapas que más marcan a las personas y es por ello que ahora sigo admirándote como cuando era un adolescente. A tus 35 años sigues demostrando que eres un delantero extraordinario. En Estados Unidos ya saben de sobra quién es David Villa. La ciudad de Nueva York, con sus dimensiones estratosféricas, ya conocen a ese delantero que se inició en tierras asturianas para jugar en algunos de los mejores clubes de Europa.

Es un orgullo seguirte desde la distancia después de tantos años, y ver que sigues generando sonrisas, que sigues haciendo feliz a la gente con tu fútbol, que sigues siendo tan determinante como siempre. Ojalá volvieras a España para despedirte como mereces. Ojalá Lopetegui te diera una oportunidad para volver a verte vistiendo los colores de la Selección Española. Estoy segurísimo de que la mereces, con los ojos cerrados, aunque también tengo dudas de si realmente quieres volver al sitio donde te escupieron, donde te despidieron como si fueras un cualquiera, un delantero más. No sé si aceptarías, pero estoy convencido de que lo harías mejor que algunas alternativas ofensivas que tenemos ahora mismo.

Eres eterno, Guaje. Eres uno de los mejores delanteros españoles que han visto mis ojos. Un palmarés increíble, envidiable, siendo determinante en grandes eventos, en grandes partidos, manteniendo tu personalidad, tu dinámica de trabajo, tu enorme rendimiento. Recuerda, lo fácil es llegar a la cima. Lo difícil es mantenerse, mantener el rimo, el rendimiento, y sigues haciéndolo, pese a que muchos quieran echar basura en tu camino.

Estoy convencido de que has hecho que muchos aficionados españoles sigan por arte de magia la MLS y tienen a NY City entre sus equipos favoritos. Sólo tú eres capaz de hacer eso, después de una trayectoria extraordinaria que, ahora, mantienes en tierras estadounidenses siendo el máximo goleador del campeonato.

Gracias David.

#DavidVilla #NYCity #MLS #MajorLeagueSoccer #Fútbol

142 visualizaciones

Entradas Recientes

El Arsenal es una de las grandes noticias de estas primeras semanas de temporada en la Premier League. El conjunto dirigido por Mikel Arteta está dispuesto a dar grandes titulares e incluso intentar p

El Liverpool no está firmando el inicio de temporada esperado ni soñado. La irregularidad se ha convertido en una preocupante rutina que no permite a los de Anfield pelear por los objetivos marcados e

La Premier League es la mejor liga del mundo. Hay que decirlo más. Hay que pregonarlo más. Hay que emitirlo sin complejo alguno. Quizás las siguientes líneas no gusten demasiado a Javier Tebas y, si e

¿Te ha gustado este post?¿Te ha gustado este post?