Quizás vayas a suscribirte a uno de mis proyectos más personales.

 

Tenía muchas ganas de tener mi propia newsletter y, por fin, es una realidad. Un pequeño rincón en el que comparto todo aquello que realmente creo que es interesante. Con la calma, tranquilidad y pausa de no tener que someterme a la fugacidad en la que vivimos, intentaré que recibas recomendaciones que de verdad te hagan esperar la siguiente.

 

Valdrá la pena, créeme.

Suscríbete. Es muy fácil: