top of page

Una buena noticia

Fueron días movidos. Una montaña rusa por el ritmo con el que ocurrió todo. Me inscribí la semana anterior, me llamaron el martes pasado, el miércoles hice la entrevista y el jueves ya tenía confirmación.


Tengo nuevo trabajo.


Pronto comenzaré una nueva etapa profesional que, sinceramente, me hace mucha ilusión. Me hace ilusión porque es un puesto que conozco bastante bien por etapas pasadas. Me hace ilusión porque creo que puedo aportar muchísimo trabajo y muchísimas ideas. Me hace ilusión, porque me va a ayudar mucho profesionalmente.


Pronto iniciaré nueva rutina y debo confesar que tengo muchas ganas. Ganas, por lo vivido en los últimos meses. Ganas, porque la oportunidad creo que vale mucho la pena. Ganas, por sentirme cómodo. Ganas, por quitarme una cosa más de la cabeza. Ganas, por lo que está por venir. Ganas, para poder desbloquear ciertos objetivos personales que están aparcados durante meses.

2 visualizaciones

Entradas Recientes

Escribo desde un tren. No es la primera vez que escribo desde un tren. No es la primera vez, porque me gusta, porque se ha convertido casi en tradición. Cuando tengo un trayecto largo (más de tres hor

Hace unos días ya expresé algunas sensaciones sobre un viaje que voy a hacer esta semana. Y hoy vengo a expresar la misma ilusión, las mismas ganas y el mismo deseo de que llegue el momento en el que

The End of the F***ing World fue una serie que me gustó mucho. Más allá de su historia, su guión y lo que narran sus capítulos, me enamoró por su fotografía y el trato de su imagen. La primera tempora

¿Te ha gustado este post?¿Te ha gustado este post?
bottom of page