Un café de otoño

Eran cerca de las cinco de la tarde. Me prepara un café vespertino y, de repente, me trasladé mentalmente a momentos pasados, disfrutados. Momentos que están por venir (por fin) relacionados con algo muy lejano al calor.

gif

























Cogí la taza de café antes de añadirle la leche y el olor me trajo a la mente un flash de tarde otoño, con su luz especial, con su fresco (que no frío), con su momento dedicado a simplemente disfrutar. Qué ganas. Demasiadas.


Recuerdo momentos maravillosos en uno de mis primeros rincones especiales. En aquel pueblo del interior de València, frente a un bosque que en esas fechas otoñales ya vestía en tonos dorados y marrones, en aquellas tardes que saludaban a la noche mucho antes. En aquella habitación, en aquella terraza, con aquella taza de estética demacrada pero útil, con aquellas vistas.


Simplemente un olor me ha dado esta historia.

1 visualización

Entradas Recientes

Desde hace meses pienso a menudo con varios viajes a Londres. Varios, porque quiero que sean temáticos, con misiones concretas, por separado, para hacerlos inolvidables. Pero quiero volver a Londres.

Si me lees desde hace tiempo sabrás que mi relación con Twitter es de amor-odio. La uso por mantener mi marca personal, no por gusto ni porque tenga muchísimas ganas. Es la realidad. Cuando supe que m

Desde hace un par de años (coincide con el inicio de la pandemia, pero no tiene relación directa) sé que el teletrabajo es la mejor forma de rutina. En mi caso, claro. Un teletrabajo bien pagado, no l

¿Te ha gustado este post?¿Te ha gustado este post?