¿Quién ganará la Champions League?


Llega una de las semanas más especiales del año. No porque ocurra algo extraordinario, ni mágico, ni siquiera histórico. Ocurre siempre, pasa anualmente y siempre el escenario es el mismo. Pero cuando uno se para a pensar y se da cuenta de que la Champions League comienza, algo especial se crea en el estómago. Llámenlo mariposas, o simplemente ilusión, pero ha llegado el momento.

Arranca una nueva edición de la siempre esperada Copa de Europa y muchos son los clubes que aspiran año tras año a coronarse campeones del trofeo a final de temporada. El Chelsea, que firmó un brillante final de campeonato el curso pasado, defenderá título ante potencias monetarias e históricas que, desde sus contextos tan distanciados, provocarán de nuevo una batalla épica por conseguir sellar su firma en el más prestigioso de los trofeos europeos.


Como digo, el conjunto de Tüchel defenderá su territorio conquistado manteniendo un proyecto muy sólido, muy serio, casi infranqueable y con el imponente fichaje de Romelu Lukaku para reforzar un ataque que parecía su punto más débil. ¿Opciones de reeditar título? Muchísimas. ¿Claro favorito a ganar? Es otro tema.


Y es otro tema porque este verano han ocurrido una serie de movimientos de mercado que han hecho tambalear hasta el más firme de los pensamientos. Se esperaba un mes de agosto tranquilo y fue todo lo contrario. Pasaron los días, las semanas, y el movimiento de traspasos crecía como la espuma.

Jack Grealish al Manchester City, Leo Messi al Paris Saint-Germain o Cristiano Ronaldo al Manchester United (sumados al ya comentado de Lukaku por el Chelsea) se posicionaron como algunos de los fichajes más espectaculares del periodo estival. Incorporaciones de primer nivel mundial, mediáticos en niveles casi explosivos y, evidentemente, en términos deportivos han creado focos individuales lo suficientemente potentes como para atraer millones de miradas hacia sus respectivos estadios.


Hagamos tres divisiones rápidas y sencillas: el actual campeón, las 'nuevas' potencias monetarias y los históricos.


Como decía antes, el Chelsea. Actual campeón y con una de las mejores plantillas del planeta.


Los ricos del lugar. PSG y Manchester City volverán a la carga. "Una vez más", dirán algunos entendidos de sofá y cerveza con cierto tono irónico, pero es cierto. Igual de verídico es asumir que su esperado éxito a nivel europeo sigue esperando, pero al mismo tiempo descartarlos sería casi un sacrilegio. Respecto a ellos, os propongo algo. Si tan rotundos son esos 'expertos' que faltan el respeto año tras año por el supuesto fracaso de ambos equipos, proponedles que se jueguen el mismo dinero que podrían apostar en contra de ellos. Si tan rotundos son afirmando que fracasarán, proponedles el escenario contrario. ¿Serían tan valientes de jugarse algo muy valioso de forma rotunda para ir en contra de un equipo en el que están Kevin De Bruyne, Jack Grealish y Pep Guardiola o Leo Messi, Neymar y Mbappé? Seguramente les temblaría algo más la voz al afirmarlo tan rotunda y despectivamente.


Y, evidentemente, los históricos. Los que siempre (o casi siempre) están en la batalla. Los que saben de qué va este torneo. Los que deben limpiar mensualmente el polvo en las vitrinas por las diversas copas de Europa que aguardan en su seno. Hablamos de equipos como Manchester United (firmemente reforzado con Cristiano y manteniendo a futbolistas como Bruno Fernandes o Paul Pogba), Real Madrid (con su omnipresente e innato amor hacia el torneo y con jugadores de la talla de Karim Benzema, Luka Modric o Toni Kroos) o Bayern de Múnich (siempre están en el ajo, es algo innato).


Un cuarto punto extra serían las sorpresas. El clásico equipo que, partiendo desde un discreto segundo o tercer plano, se mete en las últimas eliminatorias y sueñan con plantar cara a los grandes. No suele haber grandes sorpresas más allá de precisamente eso, de ver equipos inesperados en el tramo final eliminando a los poderosos. Pero habrá que seguir de cerca a todos para ver de quién se tratará esta vez.


¿Quedarse con un sólo candidato? Difícil, complicado.


El Chelsea tiene uno de los mejores equipos del planeta ahora mismo. No sólo por ser los actuales dobles campeones de Europa (Champions League y Supercopa de Europa), sino porque las sensaciones rotundas, serias y casi infranqueables que ofrecen están a la altura de muy pocos.

Pero, ¿qué hacemos con este PSG repleto de estrellas y que ha realizado un mercado de fichajes espectacular? ¿Qué hacemos con el Manchester City de Guardiola que volverá a intentarlo? ¿Qué hacemos con los que nunca fallan a su cita?


Es complicado, como decía hace unas líneas. Si esperáis un nombre, os dejo uno: el Chelsea. Pero esto (por suerte) va más allá y son muchos los clubes que volverán a pelear por coronarse a final de temporada campeones de una de las competiciones más espectaculares del mundo.

Entradas Recientes

Ver todo

Sergio Ramos: llámenlo como quieran

No se llama Gareth, ni tampoco Eden. Es español, no extranjero. Y, sobre todo, recibe una permisividad mediática que todavía sigo sin entender. O más que no entenderlo, intento asimilarlo dentro de un

¿Por qué nadie se acuerda de Mohamed Salah?

Mohamed Salah es una realidad que se ha ido contrastando cada vez más en los últimos años. Su explosiva primera temporada en el Liverpool no fue fruto de la casualidad. Ni la segunda, ni la tercera, n

¿Qué le pasa a Harry Kane?

El Tottenham fue protagonista del pasado mercado de fichajes de forma secundaria. Una forma secundaria porque se convirtió en uno de los grandes focos sin actor principal. Ni ficharon grandes jugadore

¿Te ha gustado este post?¿Te ha gustado este post?