¿Qué debe fichar el Chelsea?


Ahora, con la Champions League asegurada la próxima temporada y con luz verde para fichar, los londinenses ya han firmado a jugadores de la talla mundial de Ziyech y Werner. Con rumores firmes y sólidos como Havertz (Bayer Leverkusen) o Ben Chilwell (Leicester), el proyecto del Chelsea 2020/21 tiene una pinta muy buena, tiene un hype por las nubes y muchos empiezan a hablar de que el nivel será tan elevado que debe rendir cuentas y reconvertirse para ser aspirante serio al título en Inglaterra.

Grandes nombres, pero ¿está fichando el Chelsea bien? ¿Están incorporando jugadores necesarios? ¿Están reforzando correctamente su plantilla? Muchas de estas preguntas tienen origen diferente, pero un destino común: la defensa. Las cifras defensivas del Chelsea esta temporada han sido negativas, muy mejorables, y lo cierto es que su temporada ha sido salvada, pero con resultados ajustados, con una efectividad elevada. Un ejemplo: el Watford (descendido) sólo encajó 10 goles menos.

Mejorar la zaga defensiva será el gran reto. Van a llegar grandes estrellas, jugadores de renombre, pero muchos ya piden que la defensa sea el foco a partir de ahora. Chilwell podría reforzar el carril izquierdo, pero su poderío no destaca precisamente atrás, sino en la capacidad de incorporarse al ataque. Jugadores como Zouma, Marcos Alonso, Emerson o Christensen ya suenan para dejar el club, y la defensa podría quedarse con futbolistas como Azpilicueta (que puede actuar en cualquier posición atrás), Rudiger, Tomori o James. Es decir, bajo mínimos. Por ello, la defensa deberá ser a partir de ahora el gran reto, el gran objetivo y, de forma directa, la gran obligación.

Tanto para mejorar las preocupantes cifras defensivas como por las posibles salidas que pueden ocurrir, la defensa debe ser el siguiente paso. Chilwell es el gran objetivo, pero no parece ser la solución perfecta, ya que su aportación abrirá el abanico ofensivo, pero no reforzará al cien por cien el trabajo defensivo. De momento, por ahora, los grandes nombres no están sonando en defensa. Sólo el español Pau Torres ha sido el que más ha sonado, y de momento el perfil sigue aparcado.

Grandes nombres, pero ¿está fichando el Chelsea bien? ¿Están incorporando jugadores necesarios? ¿Están reforzando correctamente su plantilla? Muchas de estas preguntas tienen origen diferente, pero un destino común: la defensa. Las cifras defensivas del Chelsea esta temporada han sido negativas, muy mejorables, y lo cierto es que su temporada ha sido salvada, pero con resultados ajustados, con una efectividad elevada. Un ejemplo: el Watford (descendido) sólo encajó 10 goles menos.

Mejorar la zaga defensiva será el gran reto. Van a llegar grandes estrellas, jugadores de renombre, pero muchos ya piden que la defensa sea el foco a partir de ahora. Chilwell podría reforzar el carril izquierdo, pero su poderío no destaca precisamente atrás, sino en la capacidad de incorporarse al ataque. Jugadores como Zouma, Marcos Alonso, Emerson o Christensen ya suenan para dejar el club, y la defensa podría quedarse con futbolistas como Azpilicueta (que puede actuar en cualquier posición atrás), Rudiger, Tomori o James. Es decir, bajo mínimos. Por ello, la defensa deberá ser a partir de ahora el gran reto, el gran objetivo y, de forma directa, la gran obligación.

Tanto para mejorar las preocupantes cifras defensivas como por las posibles salidas que pueden ocurrir, la defensa debe ser el siguiente paso. Chilwell es el gran objetivo, pero no parece ser la solución perfecta, ya que su aportación abrirá el abanico ofensivo, pero no reforzará al cien por cien el trabajo defensivo. De momento, por ahora, los grandes nombres no están sonando en defensa. Sólo el español Pau Torres ha sido el que más ha sonado, y de momento el perfil sigue aparcado.

0 visualizaciones

Entradas Recientes

El Arsenal es una de las grandes noticias de estas primeras semanas de temporada en la Premier League. El conjunto dirigido por Mikel Arteta está dispuesto a dar grandes titulares e incluso intentar p

El Liverpool no está firmando el inicio de temporada esperado ni soñado. La irregularidad se ha convertido en una preocupante rutina que no permite a los de Anfield pelear por los objetivos marcados e

La Premier League es la mejor liga del mundo. Hay que decirlo más. Hay que pregonarlo más. Hay que emitirlo sin complejo alguno. Quizás las siguientes líneas no gusten demasiado a Javier Tebas y, si e

¿Te ha gustado este post?¿Te ha gustado este post?