top of page

Por fin

Pese a que oficialmente otoño no comienza hasta el próximo viernes, 23 de septiembre, esta pasada semana ha empezado a dejarnos las primeras pistas de que, guste o no, la nueva estación del año ya está aquí. A mí me gusta. Me gusta mucho. Me gusta mucho porque visualmente todo es más bonito, porque las temperaturas ya empiezan a ser tolerables, más amenas, y porque sí, porque el calor es una mierda y cuestiono a toda aquella persona a la que le guste. Es la verdad, y así la expreso.


Esta pasada semana hubo un día en el que la lluvia me sorprendió mientras hacía deporte. Realmente no me sorprendió. Sabía que iba a llover, pero tampoco soy muy fiel a la idea de ir con paraguas (la gente no sabe andar con paraguas) y por lo tanto salí de casa sabiendo que quizás iba a mojarme. Y vaya que si me mojé.


Pero fue cuando la calma comenzó a recuperar terreno, cuando el cielo todavía amenazaba lluvia, cuando capté este momento tan bonito. El otoño en toda su expresión. La mejor estación del año está aquí con sus colores, con su luz especial, con su permiso para usar manga larga, con sus cafés calientes.


4 visualizaciones

Entradas Recientes

Escribo desde un tren. No es la primera vez que escribo desde un tren. No es la primera vez, porque me gusta, porque se ha convertido casi en tradición. Cuando tengo un trayecto largo (más de tres hor

Hace unos días ya expresé algunas sensaciones sobre un viaje que voy a hacer esta semana. Y hoy vengo a expresar la misma ilusión, las mismas ganas y el mismo deseo de que llegue el momento en el que

The End of the F***ing World fue una serie que me gustó mucho. Más allá de su historia, su guión y lo que narran sus capítulos, me enamoró por su fotografía y el trato de su imagen. La primera tempora

¿Te ha gustado este post?¿Te ha gustado este post?
bottom of page