top of page

Políticamente incorrecto

Hay muchas, muchas cosas. Hay muchas cosas que diría, que expresaría, que expulsaría, que confesaría. Hay muchas opiniones que haría públicas aquí, en abierto, exponiéndome a futuros juicios, a etiquetas fugaces, a distintivos populares (de quien lo leyera, claro) sin fundamento alguno.


Pero no. Por mucho que me gustaría, no. Por mucho que me gustaría ser políticamente incorrecto, no. No lo haré. Podría exponerte aquí, en las siguientes líneas, decenas de opiniones a modo de lista. Pero no. Quizás lo haga en una lista, en esa libreta de anillas que tengo a mi derecha, cerca de mi mano, y así no estaré en peligro.


A veces, pienso en por qué hago eso. Eso de cohibirme, eso de guardarme cosas, eso de no mojarme públicamente sobre todo tipo de temas. Supongo, porque pienso, porque tengo el control de la situación. Imagina que expongo todo, sin tapujos, libremente, y llega a los ojos de quien no debe.


Políticamente incorrecto, y secreto.

2 visualizaciones

Entradas Recientes

Si eres aficionado al fútbol, seguramente hayas oído hablar de Fiebre en las gradas, el libro de Nick Hornby que narra sus vivencias, principalmente, como seguidor del Arsenal y, también, en diferente

Perdón por soñar hace años. Perdón por soñar ahora, de otra forma. Perdón por sentir amor platónico por Londres. Perdón por sentir amor platónico por una ciudad. Perdón por no haber publicado el libro

Valoro mucho mi rutina. Valoro mucho lo que hago, lo que desarrollo y lo que llevo a cabo a diario. Cada día, con sensaciones diferentes, con momentos especiales que varían según qué día de la semana

¿Te ha gustado este post?¿Te ha gustado este post?
bottom of page